Se estancan las exportaciones

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/65B7E96B-A824-4F16-96F0-0F03DFBCCF31.jpeg

POR FAUSTO ADAMES
El último informe del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD) presentó un incremento en las exportaciones nacionales, pero el máximo representante del sector exportador del país afirma que este aumento no ha sido percibido por sus empresas.

El empresario José Antonio Flaquer, presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO), afirmó que esa entidad solicitó por escrito al CEI-RD las cifras del trimestre para analizarlas, “porque, realmente, la percepción que tenemos es que no ha habido un crecimiento en las exportaciones”.

“Claro, esta es nuestra percepción, pero debemos esperar que nos sean suministradas estas cifras para hacer un análisis bien ponderado de ese caso. Sin embargo, tal y como está la situación del sector en estos momentos, no vemos ninguna razón por la cual debe estar creciendo”, sostuvo.

Según Flaquer, esta situación se ha visto tanto en el caso de las zonas francas, donde han ocurrido muchos despidos,  como en el renglón exportador local de bienes y servicios que representa, “donde francamente no vemos ninguna razón por la cual esté creciendo, como tampoco creemos que pueda estar mejorando algún otro sector de la economía”.

“Por eso no queremos ser ligeros y precipitarnos a hablar de resultados, y queremos esperar a que nos suministren los datos para analizarlos y poder ver cuáles son esos sectores que han crecido y reportado un 2.5% de incremento en las exportaciones tal y como anuncia el CEI-RD”.

¿ESTADÍSTICAS CUESTIONABLES?

Flaquer entiende que no puede decir tampoco que estos datos sean cuestionables, ya que el director de la CEI-RD es un hombre respetable que se merece todo el crédito, “pero tenemos que tener el informe en nuestras manos y ver para creer”.

No obstante, Flaquer advirtió que “en estos momentos no vemos ningún sector que esté reportando un crecimiento vigoroso, mientras que el sector zona franca ha dicho públicamente que su situación no corresponde al anuncio que se ha hecho de un incremento en las exportaciones, toda vez que este sector ha dicho que lo que ha ocurrido es una situación de despidos masivos que contradicen el reporte”.

Flaquer dijo que es muy preocupante la situación de despidos en este sector que, de acuerdo con las informaciones que posee, ya ha llegado a los 18,000.

LOS EXPORTADORES Y EL TLC

En otro orden, el presidente de ADOEXPRO afirma que la posición de los exportadores, respecto al CAFTA-RD ha sido muy clara, consistente y coherente.

 “Entendemos que para entrar en un acuerdo de libre comercio, al cual no nos oponemos, porque no somos aislacionistas, es que haya una equidad fiscal con los países con los cuales vamos a entrar en competencia. Es decir, tener una equidad con Centroamérica y su sistema tributario”.

Dijo que ahora mismo están en una desventaja extraordinaria con respecto a este bloque, por lo cual entienden que es importante que el Congreso apruebe esas medidas de equidad fiscal, como son, la reducción de los impuestos locales aquí, incluyendo la comisión cambiaria del 3.5%, como también que el Poder Ejecutivo apoye estas iniciativas legislativas, si es que el Senado de la República finalmente se acoge a los planteamientos que el sector empresarial le ha hecho al respecto.

APOYAN ELIMINACIÓN DE IMPUESTOS

También, recientemente, el sector exportador saludó la medida del gobierno, de lograr la eliminación de la fianza aduanera para productos que anteriormente requerían del pago de esa fianza, convirtiéndose en un elevando costo financiero y con ella la eliminación  de esos trámites burocráticos. Según Flaquer, se hace necesario para el país lograr la transferencia de impuestos y no el incremento de la base impositiva y esto será importante obtenerlo porque de esa manera se va a permitir que las empresas e industrias de exportación puedan salir al mercado internacional sin la carga de ese impuesto y poder competir en los mercados internacionales, sin que tengan que transferir ese impuesto al precio que impondrá la competencia internacional, algo que es totalmente contraproducente en un esquema de libre comercio.

Es su criterio que realmente no habrá un aumento del impuesto, sino una transferencia contable de donde va a surgir el impuesto, y en este sentido entiende que también, en adición a la ampliación de la base del ITBIS, tendría que verse de qué  forma el Estado contribuya a que el impacto de este impuesto y su transferencia sea menor usando cualquier tipo de recursos disponibles que el Estado pueda aportar para que esa reforma no tenga que ser tan amplia como debería de ser para rescatar esos RD$21,000 millones que se dejarían de percibir por concepto de la eliminación del 3.5% de la comisión cambiaria.

En este sentido, exhortó al gobierno a que contemple todas las medidas que pueda tomar para disminuir sus gastos, como también cualquier asistencia que pueda dar con el colchón de recursos disponibles por la recaudación de los RD$10,000 millones que obtiene por concepto del diferencial de divisas.

DISMINUYE PRODUCCIÓN

En otro orden, Flaquer destacó que la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) realizó recientemente una reunión para buscar una solución a la problemática de la disminución de la producción de coco en el país, “y de esta surgió una propuesta, que hace muchos años hicimos nosotros, es decir un grupo de socios de la JAD propusimos al gobierno un plan de rescate de cultivo del coco, y se propuso la siembra de cerca de 400,000 tareas para poder evitar que dentro de cinco a diez años desaparezca gran parte de la industria del coco en la República Dominicana”.

Flaquer, quien es además exportador de coco, afirma que esta disminución ha ocurrido porque no se han renovado las plantaciones, además de que han venido varios ciclones y han ido tumbando todos los cocoteros, como también que el sector  turístico ha ido ocupando extensas áreas agrícolas sembradas del fruto, y una serie de situaciones que han ido mermando la producción de coco en el país.

De acuerdo con sus cálculos, la producción nacional en estos momentos esta por debajo de 100 millones de unidades anuales, “cuando hace varios años estábamos en alrededor de 150 millones de unidades, lo que reporta un descenso que en estos momentos es de 50%”.

Es su criterio que esta es una industria importante que ha reportado un gran valor agregado al país, muchas divisas, además de ser una renglón que tiene una integración socioeconómica muy importante, porque zonas completas como las provincias de Sánchez y Samaná se dedican a este cultivo, es decir más de 7,000 familias que viven de esta producción, por lo cual el exportador entiende que a este rubro hay que prestarle mayor atención.