Se extiende fuego forestal en España

GUADALAJARA (AFP).- Los servicios de emergencia españoles comenzaron a evacuar este lunes con helicópteros los cuerpos de once bomberos muertos el domingo en el incendio forestal que afecta a la provincia de Guadalajara (centro) y que lleva arrasadas entre 10.000 y 12.000 hectáreas de pinos.

Los cuerpos calcinados de los 11 bomberos comenzaron a ser evacuados en helicóptero desde las accidentadas colinas del escenario del siniestro hasta la morgue de Guadalajara, informó el gobierno.

Un equipo de forenses llegó al lugar del siniestro para identificar a las víctimas, declaró la vicepresidenta del gobierno español, Maria Teresa Fernández de La Vega.

Los cuerpos de los bomberos voluntarios, miembros de un grupo de reserva compuesto por agentes forestales, serán entregados a sus familias, que aguardan en un hotel cercano, según la prensa española.

Una veintena de sicólogos, cinco de los cuales ya asistieron a las víctimas de los atentados del 11 de marzo del 2004 en Madrid (con 191 muertos y 1.900 heridos), han propuesto ayuda a los familiares de las víctimas, explicó la vicepresidenta al término de un consejo interministerial de crisis.

El incendio, el más mortífero registrado en España desde 1992, iniciado el sábado por una barbacoa, sigue activo en uno de los tres frentes iniciales, según el presidente de la autonomía Castilla La Mancha, José Maria Barreda, quien decretó tres días de duelo en la región.

Los fuertes vientos y la sequía reinante en el país, la peor desde 1945, han contribuido a la rápida propagación de las llamas, que ya han arrasado entre 10.000 y 12.000 hectáreas de pinos. El lunes llegó al parque nacional del Alto Tajo, donde han ardido ya 2.400 hectáreas.

Un fotógrafo de la AFP, que llegó al lugar del siniestro al alba, describió un aspecto desolador: en medio de un camino, un todo terreno de los servicios anti-incendios, que había chocado contra un muro, estaba totalmente calcinado. Al lado, yacían dos cuerpos también abrasados, en medio de colinas humeantes.

Un camión de los bomberos y otros dos todoterrenos, también calcinados, se encontraban 200 metros más allá.

Un juez de instrucción, acompañado por guardias civiles y militares, llegó al lugar para constatar los hechos y preparar la evacuación.

Los restos de las víctimas fueron localizados el domingo por la noche aunque el fuego impidió su rescate.

Varias personas fueron interpeladas por la guardia civil y esperaban una decisión judicial, informaron medios españoles.

Unas 700 personas y una colonia de vacaciones debieron ser evacuadas el domingo en Luzon, Ciruelos del Pinar, Santa María del Espino y Tobillos, localidades amenazadas por las llamas.

“Hacer barbacoas en este lugar implica altos riesgos y es totalmente irresponsable”, denunció la ministra de Medio ambiente, Cristina Narbona.

El incendio de Guadalajara desató la polémica en España sobre los medios puestos a disposición y tanto la vicepresidenta del Gobierno como las autoridades locales que visitaron Guadalajara recibieron airadas críticas por parte de familiares afectados.

En los últimos 15 años, un centenar de bomberos voluntarios han muerto en su lucha contra los incendios forestales en España.

Unas 50.562 hectáreas de bosque ardieron entre enero y el 30 de junio, según la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO) y desde principios de julio se calculan otras 10.000 hectáreas calcinadas.