Se extienden las protestas en Ecuador

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/A83EFFF3-B3D9-4B1D-87B7-ADF0D236BB00.jpeg

QUITO (AFP).- Las manifestaciones para pedir la renuncia del presidente Lucio Gutiérrez que congregaron miles de personas el lunes en las calles de la influyente Guayaquil, amenazan con extenderse a todo Ecuador, con numerosos mitines de repudio al gobierno planeados este martes.

La oposición tiene prevista para este martes una concentración en La Cruz del Papa, un sitio en Quito donde estuvo el Papa Juan Pablo II en su visita a Ecuador en 1995 y donde se estima que concurrirán unas 50.000 personas.

La protesta que se anuncia pacífica ha sido convocada por el radiodifusor, Paco Velasco, de Radio La Luna.

El alcalde de Quito, Paco Moncayo, uno de los fuertes opositores a Gutiérrez, dijo que se ha alertado a los organismos de socorro para evitar choques entre los simpatizantes y los detractores de Gutiérrez.

El movimiento general de protesta, que se inició la semana en Quito y en la zona andina, se trasladó a Guayaquil, ciudad de 2,2 millones de habitantes, mediante una marcha convocada por el alcalde Jaime Nebot y que se desarrolló en las principales calles de la ciudad.

Las autoridades locales consideran que en esa manifestación participaron de 30.000 a 40.000 personas.

“Reclamamos el retorno de Ecuador a la institucionalidad, al Estado de derecho, a la democracia”, expresó Nebot, quien en la semana se negó a respaldar un paro que finalmente se llevó a cabo en las andinas provincias de Pichincha -cuya capital es Quito- y Azuay y que fueron el detonante del descontento social actual en Ecuador.

Desde el miércoles pasado las protestas se multiplican en el país para exigir que se declarara vacante la Corte Suprema de Justicia y destituir al presidente Gutiérrez. La Corte fue declarada vacante el domingo pero el descontento de la gente se trasladó inmediatamente al presidente.

El meollo del problema se encuentra en que el 8 de diciembre pasado el Congreso nombró a los 31 miembros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en un acto que fue considerado ilegal por la oposición.

La situación se hizo intolerable cuando esa Corte considerada ilegítima exculpó el 31 de marzo pasado a dos ex presidentes y un ex vicepresidente de cargos de corrupción, lo que les permitió volver desde los países donde eludían los cargos.

A las protestas de varios sectores sociales en la capital se han sumado los estudiantes universitarios y secundarios. Durante los dos últimos días las protestas estudiantiles se han acentuado en especial en los alrededores de la estatal universidad Central, donde se han registrado verdaderas batallas campales con piedra y gases.

El gobierno no es ajeno a las movilizaciones: el ex diputado del gubernamental Partido Sociedad Patriótica (PSP), Renán Borbúa, un ex capitán de la policía, y primo del presidente Gutiérrez, está encargado de organizar las llamadas contra-marchas para mostrar que el mandatario no está solo.

Borbúa hizo su aparición en Guayaquil la noche del lunes, donde organizó un pequeño mitin de respuesta a las protestas.

Además, los disturbios callejeros se han acentuado en los últimos días con espontáneos “cacerolazos”.

Mientras la gente se expresaba en la calle se realizó este martes una sesión del Congreso para buscar un consenso que permita establecer el mecanismo más idóneo para la designación de la nueva CSJ.

Durante la sesión el diputado Carlos González, de la opositora Izquierda Democrática (ID), dijo que esa colectividad estudia la posibilidad de impulsar un “posible juicio político” contra Gutiérrez bajo la acusación de atentar contra la seguridad del Estado.

También este martes se conoció una encuesta de la firma Market entre 640 personas, que indica que un 80% de los ecuatorianos quiere la renuncia de Gutiérrez.

Mientras tanto la Comunidad Suramericana de Naciones (CSN) se declaró preocupada por la “crisis política que enfrenta Ecuador”, y en una declaración emitida en Brasilia por sus cancilleres, hizo un llamado para que el país encuentre una solución mediante el diálogo.

“La Comunidad Suramericana de Naciones manifiesta su preocupación por la crisis política que enfrenta el Ecuador y hace un llamado para que los poderes del Estado, conjuntamente con la sociedad civil y la clase política ecuatoriana, hagan esfuerzos para conciliar sus posiciones en aras de la búsqueda de una solución”, expresaron los ministros.