¡Se logró! Yunior ya tiene cómo seguir trabajando vendiendo frutas en SDE

¡Se logró! Yunior ya tiene cómo seguir trabajando vendiendo frutas en SDE

Antes y después de Yunior, el frutero de SDE. - Jompéame

Yunior, el frutero que fue agredido y le incautaron su triciclo y frutas el pasado sábado, ya recibió una nueva motoneta repleta de frutas junto con su casco protector, donde podrá trabajar para llevar el sustento de su hogar. Esto se dio a conocer luego de que la noche de este miércoles Jompéame publicara en redes sociales un video con la actualización de su caso.

Puede interesarle: Hugo Beras reitera no permitirán «carros de concho» en Charles de Gaulle

De acuerdo con la publicación, con los RD$449,810 pesos recaudados para la causa, a Yunior también le equiparon su hogar con electrodomésticos nuevos como: nevera, estufa, televisión y lavadora.

De igual manera, a Yunior le entregaron un tanque de gas, una cama full, un camarote, juegos de sabanas y dos tabletas para los estudios de sus hijas. Asimismo, le aseguraron un año completo de insumos para que continúe vendiendo sus frutas.

Agradecimiento

En el segmento “Mi realidad” del canal de YouTube de Jompéame, al ser entrevistado por Katherine Motyka, CEO de Jompéame, Yunior expresó que su familia está muy contenta con lo que está sucediendo, agradeció a todas las personas que lo apoyaron a través de la plataforma e incentivó a que sigan ayudando a otros que también necesiten de una mano amiga.

Lee también: Abinader afirma con «Primero Tú» Gobierno llega al corazón de los barrios

Respecto a la decisión del alcalde de SDE

Durante la entrevista con la CEO de Jompéame,Yunior también se pronunció respecto a la medida que tomó Manuel Jiménez, alcalde de Santo Domingo Este, quien dijo el pasado domingo a través de Twitter que los agentes involucrados serían destituidos y sancionados.

Yunior entiende que mejor deben aconsejarlos para que no se repita la manera de actuar de los agentes porque no apoya que “se le quite la comida a quien trabaja para su familia”.

Entérate del caso de Yunior aquí: