Se oponen privatizar cobros BN

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/48EFA290-3C6B-46F5-996E-C721B0FDA79D.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ
La Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) se opuso ayer a que el Estado se endeude en un préstamo de US$132.5 millones para la modernización de la Policía Nacional y que se entregue a una empresa privada el cobro que realiza la Dirección General de Bienes Nacionales.

El vicepresidente de la FINJUS, Servio Tulio Castaños Guzmán, al hacer el señalamiento, consideró que es la Comisión Nacional de Ética y Combate a la Corrupción la que debe estudiar e investigar lo sucedido con el contrato para la Policía.

Reclamó que se transparente el contrato procurado para la Policía y que la justicia castigue a quienes se encuentren culpables de algún hecho. Señaló que reclaman la tecnificación de la Policía, por ser la entrada a la justicia, pero no con este tipo de actuación.

Cree que en el Senado y la Cámara de Diputados, que como Congreso son el filtro de este tipo de contrato, no han cumplido con su función en lo relativo al préstamo para la Policía.

Asimismo, dijo a los congresistas que tienen la oportunidad en esta ocasión, de rechazar el contrato mediante el cual el gobierno pretende cederle a la Empresa Nacional para el Desarrollo (ENADE) el cobro de Bienes Nacionales.

“Porque cómo es posible que uno, que desde la sociedad civil ha venido abogando y reclamando que la Policía se tecnifique y se equipe, vemos que el primer intento que se hace en ese sentido, es el producto de un gran escándalo”, manifestó, tras demandar que se transparente y que si hay algún tipo de culpable, que la justicia actúe en consecuencia.

Sostuvo, en otro orden, que la contratación de obras y la compra de servicios mediante el grado a grado en lugar de la licitación pública, es lo que más ha atentado contra la institucionalidad en la República Dominicana.

Consideró que la compra sin concurso público es una de las grandes tragedias del Estado dominicano

Dijo que la ausencia de una Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa es lo que ha generado el clientelismo, a la vez que se traduce en casos como es el contrato de préstamo para la modernización de la Policía Nacional.

El vocero de la FINJUS fue entrevistado en el programa Telematutino, que se transmite por Telesistema, canal 11.

Manifestó que la ex encargada en el país de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Elena Brineman, partió del país en momento en que denunciaba una serie de situaciones que viven denunciando los dominicanos, pero que parece que a quien se oyó fue a ella.

Empero, Castaños Guzmán recordó que el planteamiento de Brineman, fue que las dos grandes tragedia de la República Dominicana la constituyen la corrupción y la falta de una Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa seria.

SERVICIO POLICIAL

El vicepresidente de la FINJUS manifestó que la primera percepción que se lleva el ciudadano de lo que es la justicia es el trato que da la Policía cuando va a denunciar el caso, que es donde afirma que comienza la gran tragedia del pueblo dominicano.

Consideró que como en los pueblos existen los destacamentos, en los que muchas veces existen las fiscalías, la entrada a la justicia para el ciudadano es la Policía Nacional.

A juicio del jurista Castaños Guzmán, la respuesta que debe darle el sistema de justicia en cuanto a la aplicación de la ley, es al problema de la seguridad ciudadana.

Indicó que en el país está faltando un efectivo sistema de consecuencia.

Planteó que además de conocer los casos de narcotráfico, de homicidios y robos, la justicia debe también darle respuestas al fenómeno de la corrupción.

Cree que aunque se plantea la modificación del Código Procesal Penal, el problema está en que los fiscales, muchas veces, durante el plazo de los tres meses no presentan al juez de la instrucción la acusación, por lo que los casos se caen.

Es partidario de que si los fiscales no están cumpliendo con su deber, de una u otra forma, se implemente un sistema de consecuencias en contra de esa persona.

En cuanto a los jueces que ponen en libertad a narcotraficantes y a gente que desde la sociedad es señalada como reincidente y como conocidos homicidas, consideró que el sistema de justicia debe darle respuesta a esa situación. Lamentó que todo el mundo crea que el culpable es el Código Procesal Penal, cuando lo correcto es irse por la causa, no por la consecuencia.