Se quejan liberen cuatreros

POR LEONORA RAMIREZ
Dos asociaciones de ganaderos se quejaron de que, con el amparo del nuevo Código Procesal Penal, los cuatreros salen en libertad fácilmente aunque sean atrapados en flagrante delito, debido a que algunos jueces extreman sus garantías.

Julio Nin y Leonardo Hernández, presidentes de la Asociación de Ganaderos de San Juan de la Maguana, y de la Asociación de Ganaderos de la Vega, respectivamente, coincidieron, sin embargo, en que el robo de ganado se ha controlado en los últimos meses.

Nin destacó que si, una vez apresado un cuatrero, el dueño del ganado hurtado no aparece inmediatamente, o no puede ir a la audiencia judicial, hay jueces que libertan a los inculpados alegando que ante la ausencia del propietario se cae la querella.

“Así como en otros casos se violenta el derecho del ciudadano, a los cuatreros no hay que defenderlos tanto cuando son apresados “in fraganti”, con los animales pelados, no me parece a mí que en esas circunstancias se necesiten testigos”, declaró el ganadero.

Al cuestionar la aplicación del código procesal penal citó como ejemplo que, recientemente, si no hubiese sido porque más de 400 personas se aglomeraron en el Palacio de Justicia de San Juan de la Maguana, un reconocido cuatrero iba a ser puesto en libertad porque supuestamente faltaban pruebas.

“Tuvimos que instrumentar otra querella para que, Radhamés Sánchez, fuese condenado por el robo de otros animales. Lo condenaron a dos años de prisión, pero con un historial delictivo como el que tenía debieron cantarle 10 ´ó 15 años”, refirió Nin.

Hernández, quien preside también la Asociación de Ganaderos del Cibao, expresó que en meses pasados las autoridades judiciales pusieron en libertad a varios cuatreros por insuficiencia de pruebas, pese a que fue identificado el chofer del vehículo en que conducían las reses.

“Sin embargo, la semana pasada apresamos a un cuatrero que había matado a cinco animales, y en esta ocasión el Juez lo envió a prisión, pero no siempre ocurre así”.

Respecto a los controles policiales, tanto Nin como Hernández dijeron que en los últimos meses la Policía ha incrementado la vigilancia, e igualmente los propietarios de ganado.

“A partir de enero de este año la situación ha sido controlada gracias al esfuerzo policial y de los propios ganaderos; y que bueno que sea así porque estimamos que en los últimos dos años los miembros de la asociación que represento han tenido pérdidas ascendentes a RD$2.0 millones, a causa del robo de reses”.

El robo de ganado es una práctica común en el país. Durante la visita que realizó el Presidente Leonel Fernández a Hato Mayor, el viernes pasado, los ganaderos de la zona denunciaron el incremento de ese delito, y pidieron una mayor vigilancia de parte de las autoridades.

Asimismo, el presidente de la Asociación de Ganaderos de la Línea Noroeste denunció que en menos de tres meses, bandas de cuatreros habrían robado más de 200 cabezas de ganado.