Se requiere voluntad para enfrentar narco

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/B1C5F6A0-3516-4F72-A931-A8FA9A542BB0.jpeg

POR ODALIS MEJIA
El presidente de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) afirmó ayer que sólo con la voluntad de todos los países se podrá enfrentar con éxito el narcotráfico, flagelo que cuenta con grandes recursos, influencias extraordinarias y carentes de escrúpulos y vergüenza.

Al dejar inaugurado el Trigésimo Séptimo Período Ordinario de Sesiones de la CICAD con la participación de representantes de 34 países, el mayor general José Aníbal Sanz Jiminián expresó que las naciones miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) han reconocido que el problema del narcotráfico no es sólo de oferta y demanda, sino que tiene una complejidad y magnitud tal que se requieren los esfuerzos de toda la región para enfrentarlo.

Sanz Jiminián, quien también es presidente del Consejo Nacional de Drogas (CND), declaró que la CICAD tiene muchos desafíos, entre los que destacó equilibrar la atención entre oferta y demanda, “ya que si no se atienden ambos frentes se estará dando ventaja a los delincuentes”.

Señaló, además, que se debe lograr una mayor articulación y comunicación entre las personas encargadas de enfrentar el narcotráfico y otras instancias gubernamentales, tras afirmar que el problema de las drogas no se puede tratar sin relacionarlo con los temas sociales, económicos, de desarrollo y de gobernabilidad.

Dijo que gracias al trabajo de la CICAD el hemisferio cuenta con un foro en que los Estados miembros pueden examinar la amenaza de las drogas a todos los niveles y formular políticas para enfrentarla. Además que cuenta con una capacidad técnica que puede atender algunas de las prioridades más sentidas de los países en esa lucha.

En la República Dominicana la lucha antidrogas ha recibido un gran respaldo del presidente Leonel Fernández, gracias a lo cual se han asestado “golpes demoledores” a aquellos que han querido convertir  a la nación en un lugar adecuado para sus ilegalidades, expresó.

En la apertura del cónclave, que culminará este viernes, habló también el vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, en representación de presidente Leonel Fernández.

Alburquerque dijo que el gobierno está empeñado en desarrollar una “lucha radical y permanente” contra el consumo y tráfico de estupefacientes para lo cual ha adoptado importantes medidas a fin de frenar el crecimiento de ese flagelo en el país.

Se mostró convencido que sólo la cooperación entre las naciones del hemisferio se podrá hacer efectivo el combate contra las drogas. “Nos encontramos empeñados  contra todo lo que tenga que ver de una u otra forma con el tráfico y consumo de drogas y con todos los hechos ilícitos vinculados a esta actividad”, indicó.

En tanto que James F. Mack , secretario ejecutivo de la CICAD, declaró que la producción, tráfico ilícito  y consumo de drogas afecta a las sociedades y  la economía de los países y  la salud de los ciudadanos  de la región.

 Dijo que el abuso de drogas y alcohol afecta no sólo al consumidor, sino también a sus familiares en el desempeño laboral, tras destacar que sólo en Estados Unidos el 26 % de los adultos empleados reportan tener problemas de abuso de sustancias en sus familias.

Agregó que el 42% de ese porcentaje se siente distraídos o menos productivos en sus trabajo a causa de esa problema.

Por tanto, consideró que la única manera de enfrentar los desafíos de la región, específicamente en el caso de las drogas es reconocer la complejidad del problema y tratar de entender todos sus aspectos.

“Las drogas y sus delitos conexos siguen siendo uno de los obstáculos más grandes de nuestro hemisferio. Esta reunión es una prueba más de que las declaraciones de nuestros líderes no son palabras vacías sino el compromiso político de 34 naciones de enfrentar este enorme problema con decisión, serenidad y madurez”, enfatizó.

Entre las personalidades que asistieron a la apertura de la sesión del CICAD se destacan el secretario de la Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez, el presidente de la Suprema Corte de Justicia;  el jefe de la Policía Nacional, Manuel de Jesús Pérez Sánchez;  el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito; representantes de delegaciones diplomáticas acreditadas en el país; ex jefes de la DNCD, entre otro