Secretaria del futuro

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/A809C9E8-712C-4DB2-94D9-F43C51A69A24.jpeg

HELEN JÁQUEZ
Hoy en día, el mundo cuenta con innumerables avances tecnológicos que  facilitan la vida al ser humano. Hasta hace algunos años, enumerar los artefactos de una oficina era una tarea simple: un escritorio, una silla, unos cuantos lápices, un teléfono y por sobre todo, papeles… muchos papeles.

 No era extraño que algún documento importante se perdiera, que la silla fuera incómoda, el acondicionador de aire no funcionara, o que la secretaria pasara la llamada a cualquier anexo.

Actualmente las condiciones de trabajo para una secretaria han cambiado. Los rápidos avances tecnológicos han “golpeado” fuerte al núcleo laboral.

La computadora ha venido a  reemplazar a muchos artículos que antes eran considerados por la secretaria como  indispensables.

 Esto ha permitido a algunas empresas  integrar novedosos  dispositivos que antes parecían muy lejanos: alarmas, sistemas de control de la calefacción, control de iluminación, riego automático, control de electrodomésticos o vigilancia de bebés. Permitiendo de esta forma que la persona que se encarga de que todo en la oficina esté en orden se maneje con mayor eficiencia, es decir, la secretaria.

Todas estas innovaciones en la oficina es un desarrollo que facilita la comunicación con todo el personal de la empresa o institución, en la que todo gira en torno de la muy entregada “secre”.

Junto con esta irrupción de modernidad, han aparecido varios conceptos novedosos, como son la conectividad, el  teletrabajo, identidad digital, hogar digital y oficina sin papel.   Mezclándose todos estos nuevos elementos para definir lo que será la oficina del futuro.

 Pero aunque vengan todos los aparatos tecnológicos que faciliten el trabajo, esto no quiere decir que la entrega y dedicación de la presencia de la secretaria no sea valorada y reconocida.

   El fax, los teléfonos con varias líneas, las computadoras, el Internet, los celulares y demás, han llegado para  que su trabajo sea más efectivo y eficiente.

En resumen lo más probable es que la secretaria tradicional  tal como lo conocemos sea cosa del pasado. Pues estas cada día son más preparadas y dispuestas a aceptar los retos de los nuevos tiempos.

Es posible que en algún momento, estas puedan  coordinar, a distancia, con nuestros colaboradores en tiempo real, ¿se imagina?, y recibir  llamadas tal como si estuviéramos en un escritorio de la empresa.