Sector bancario debe financiar a sectores productivos

Para los economistas Nelson Suárez e Isidoro Santana es vital que en la reorientación de modelo económico se abarquen medidas para que el sector bancario financie más a los sectores productivos.

Santana dijo que el presidente Danilo Medina en su discurso de toma de posesión anunció algunas medidas con el apoyo del Banco de Reservas para la micro, pequeña y mediana empresa (Mipyme), pero  a la vez a través de las políticas macroeconómicas hay que tratar de inducir  a la banca a canalizar los recursos hacia los sectores productivos.

Suárez añadió que las pautas debe dirigirlas el Estado, porque es el rector y el que debe trazar el camino, a pesar de que el sector bancario tiene su autonomía y sus objetivos de negocios. Expresó que  hay que hacer ajustes en algunas normas bancarias, que muchas son muy rígidas y privilegian el consumo y con crédito amarrado.

Puso el ejemplo de que los bancos hacen créditos amarrados en los que al prestar para un vehículo se hace, además, un seguro “full” endosado al banco y eso no genera producción ni valor agregado a la economía. Afirmó  que hay que cambiar el sistema en que el Estado mismo se convierte en una fuente de exacción de recursos.

Santana y Suárez coinciden en  que para los bancos y las administradoras de fondos de pensiones financiar al Estado, vía  Ministerio de Hacienda y Banco Central, es una de las principales fuentes de negocio y eso se pueda corregir cambiando la política fiscal del Gobierno para que no necesite tanto recursos.

Zoom

Pocos créditos a la  producción

Santana destacó que ya prácticamente no hay financiamiento a las actividades productivas, pues casi todo va al sector público, a hipotecas, comercio y consumo.

Gran endeudamiento

Santana resaltó que en los últimos años el Estado es un gran demandante de crédito privado, y las cifras muestran que  el endeudamiento público interno ha crecido mucho más rápido que el externo, porque hay un gran nicho de negocio del sector bancario de prestarte al Gobierno con absoluta garantía.