Seguridad: problema de todos

He creído pertinente, y oportuno, retomar el tema que abordé en mi entrega anterior sobre el Grupo de Expertos en Seguridad y Defensa – GESD -, especialmente en lo referido a la Seguridad Ciudadana que, sin lugar a dudas, es una de las cuestiones – sino la que más – que preocupa hoy día a la sociedad dominicana.

El Grupo creado no se circunscribirá a este aspecto sino que abordará otros peligros y desafíos que asechan a la República Dominicana pasando por el narcotráfico, el contrabando, la trata y tráfico de personas, el problema migratorio y el resto de las acciones que el crimen organizado protagoniza en nuestros días y que constituyen verdaderas amenazas al país. Sin embargo, ha empezado su accionar concentrándose en lo que es la urgencia del momento: los niveles delincuenciales lo que, en definitiva, tiene íntimas interrelaciones con las otras manifestaciones señaladas.

Ciertamente, si la nación fuese agredida por un poder foráneo no habría nada más importante para todo el pueblo que hacer frente y rechazar la agresión y no descansar hasta arrojar fuera de sus playas y costas las botas extranjeras que hayan osado ultrajar la integridad nacional. La defensa del país habría sido tarea de todos.

De la misma manera toda la sociedad debe tomar conciencia de que enfrentar y derrotar aquellos elementos y acciones que atentan contra la paz ciudadana debe ser deber y necesidad de todos los niveles de la población dominicana. Mientras no sea así visto, y comprendido y se emprendan acciones con esa visión global, los avances van a ser limitados y no irreversibles. Una de las misiones que se ha auto-asignado el GESD es contribuir a la toma de conciencia ciudadana y brindar su aporte para golpear severamente la criminalidad. No pretende erigirse en “francotirador” para desde la comodidad de una sala acondicionada y un trago en la mano criticar, censurar y dictar soluciones que – imaginarias o no – puedan estar muy divorciadas de la realidad. De lo que se trata es de acompañar al Ministerio de Interior y Policía y a la propia Policía Nacional para que puedan desempeñar certeramente su cometido; al sistema judicial para que encuentre en el GESD un soporte más, en lo que estime pertinente, para la mayor eficiencia de su ejecutoria; a las Fuerzas Armadas para hacerles sentir la comprensión social por su apoyo a la seguridad ciudadana y brindarle soporte para el aumento de su eficiencia; a toda la ciudadanía para que comprenda que sin su involucramiento activo será muy difícil vencer a la delincuencia por lo que se requiere ofrecerle canales seguros y confiables mediante los cuales puedan denunciar actividades ilegales que perciba en su entorno.

El objetivo del GESD no es sustituir funciones ni establecer paralelismos, sino contribuir para que República Dominicana vuelva a ser uno de los países más seguros de la región.