Seis beneficios de levantarse temprano

sueño

El estilo de vida, por demás agitado, así como las múltiples ocupaciones que diariamente hay que atender, pueden dificultar que las personas se levanten temprano y se sientan descansados, a la vez.

Es difícil, por no decir imposible, que se pueda tener un sueño reparador, si no se siguen algunas recomendaciones antes de ir a la cama. Sin embargo, levantarse temprano puede ser una manera de agilizar la realización de los quehaceres diarios para lograr que entrada la tarde ya sean pocas las asignaciones pendientes.

Sobre este aspecto, el portal IMujer Vivir Salud.com publicó un artículo donde cita seis beneficios que se pueden conseguir al levantarse temprano, y aquí te lo ofrecemos:

Vuelve la mente más fresca. Mantener el difícil pero provechoso hábito de levantarse temprano en la mañana es de gran importancia para la salud de nuestra mente, la vuelve más sana y capaz de soportar más actividades a lo largo del día. El cuerpo en general se siente más fresco, más enérgico y más optimista en sí, ya que al madrugar el tiempo rinde mucho más y se cuenta con más tiempo para realizar las actividades que en una rutina apresurada pueden provocar altos niveles de estrés y ciertas presiones que pueden desgastar la salud mental.

Momento perfecto para la meditación y la yoga. Meditar y hacer yoga son ambas actividades fuertemente relacionadas al punto anterior, a la salud de la mente. Levantarse a eso de las 5 o 6 am puede sonar como algo bastante complejo para muchos, sin embargo brinda el mejor momento para estas actividades ya que ambas requieren concentración, tranquilidad y ninguna interrupción. Meditar o hacer yoga entre unos 30 o 45 minutos como mínimo todas las mañana trae enormes beneficios para la salud, limpia la mente y nos prepara a la perfección para comenzar el día y enfrentar lo que sea a lo que haya que enfrentarse.

El cuerpo esta en óptimas condiciones para hacer ejercicio. Cualquiera de las actividades en el punto anterior implican hacer ejercicio y las dos tienen sus beneficios pero además de ser el momento perfecto para estas también es clave para los ejercicios que implican un esfuerzo físico. Al levantarse el cuerpo por haber descansado adecuadamente está listo para los ejercicios y para fortalecerse y al igual que en los puntos anteriores, es el momento ideal para prepararlo para el resto del día. El metabolismo del cuerpo trabaja de forma espectacular al levantarse temprano, se liberan endorfinas y simplemente se siente fantástico, algo que también tiene mucho que ver con el próximo punto.

Disfrutar adecuadamente del desayuno. Seguramente ya sabes cuán importante es el desayuno, pero por si acaso, te contamos que se trata del primer alimento, ese que da el golpe de arranque y que pone a funcionar la máquina. Los expertos señalan que el desayuno es incluso la comida más importante de todo el día y es por eso que vale la pena madrugar ya que va a brindarte el tiempo necesario para disfrutar con tranquilidad de tu desayuno, prepararlo de la mejor manera y absorber todos los nutrientes y vitaminas necesarios.

La paz y la armonía de la mañana. El silencio, la paz y la armonía de los que tan bien provee la mañana es sensacional y es una de las razones que te permitirán lograr el perfecto e importante desayuno del que acabamos de hablar. Los niños duermen, el televisor esta apagado, la calle aún no esta emitiendo sus molestos sonidos y la atmósfera del día a punto de comenzar traen ese momento de relajación y tranquilidad que te permitirá planificar a la perfección el transcurrir del día.

Productividad al máximo. Algo de lo que hablamos en el primer punto: comenzar el día levantándose temprano en la mañana te asegurará una productividad al máximo, tiempo de sobra y simplemente otra forma de encarar la vida. Poco tráfico, pocas distracciones, tranquilidad en todas partes y una mente muy activa te asegurarán que pase lo que pase durante el día, tu estarás listo.

Así que ha dejar la cama solita a primeras horas de la mañana.