Seis embajadores gays de EU compartieron sus experiencias

gausss

Hubo una época en la que usted podría haber sido expulsado del servicio exterior por ser abiertamente gay. En 1997, cuando fue nombrado el primer embajador gay de Estados Unidos, James Hormel, muchos senadores se opusieron a él a causa de su sexualidad.

Menos de 20 años después, seis embajadores estadounidenses homosexuales se reunieron para celebrar el progreso pero también para subrayar el trabajo que tienen por delante. Discutieron hasta qué punto el servicio exterior, la nación y el mundo ha llegado al asunto de la igualdad. Hablaron de sus variadas experiencias alrededor del mundo siendo no sólo representantes de América (Estados Unidos), sino de la comunidad gay.

Juntos en el escenario para participar en un panel de debate en el Newseum -organizada por la Campaña de Derechos Humanos, la Fundación Harvey Milk y GLIFAA, una organización para empleados extranjeros de servicios LGBT -, cada uno de los embajadores en Australia, John Berry; en la República Dominicana, James Brewster; en Dinamarca, Rufus Gifford; ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (Osce), Daniel Baer; en España, James Costos; y en Vietnam, Ted Osio, tomó su turno para compartir sus puntos de vista.