Seis entidades de Mipyme abogan por una reforma del Código de Trabajo

ENTIDADES

Seis entidades empresariales consideraron ayer que la modificación del Código de Trabajo generaría empleos de calidad, aumentaría la productividad y eliminaría las distorsiones existentes.

Las propuestas fueron hechas por la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), la Confederación Dominicana de la Pequeña y Mediana Empresa (Codopyme), la Confederación Dominicana de la Pequeña y Media na Empresa de la Construcción (Copymecom), la Asociación de Hacendados y Agricultores (ADHA), la Federación Nacional de Comerciantes Detallistas de Provisiones (Fenacodep) y la Asociación Nacional de Mujeres Ejecutivas, Empresarias y Profesionales (Anmepro).

Afirmaron que la propuesta de reforma del sector empresarial no afectará los derechos adquiridos de los trabajadores.

En un panel sobre “Realidad socioeconómica de la Mipyme de cara a la reforma laboral”, celebrado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el presidente de Copymecom, Eliseo Cristopher, planteó que el Código de Trabajo tiene una gran carga laboral para los empleadores.

Explicó que la sobrecarga laboral es un factor que afecta a los micro, pequeños y medianos empresarios, así como las demandas laborales.

En tanto, el presidente de ACIS dijo que la reforma laboral crearía empleos formales.

Filpo precisó que la informalidad en el país ronda el 64%.

Consideró que no debe ser el gobierno el mayor empleador y que con la reforma laboral se busca que se revierta eso.

“El Estado no puede seguir siendo el gran empleador. Nosotros no podemos establecer que la fuerza laboral esté bajo la sombrilla del Estado, porque estamos creando un Estado parasitario y estamos creando a la larga mayores problemas y no estamos incentivando la producción”, dijo Filpo,

Expresó que se deben eliminar las distorsiones procesales que han abierto brechas que han producido tecnicismos legales, lo que propiciado la venta de los casos laborales.

Dijo que artificios jurídicos que se han presentado en nada benefician al empleado ni el empleador.

Señaló que bajo la normativa actual es imposible conceder préstamos a los empleados.

Consideró que la incorporación de jóvenes es otro reto que tiene el país.

Cree que la la informalidad es un punto que se trata de corregir con la reforma del Código del Trabajo o, por lo menos, encaminar a una solución.

En el panel participaron, además de Filpo, la presidenta de Anmepro, Verónica Ureña; el presidente de Fenacodep, René Japa; el presidente de ADHA, Ricardo Barceló, y la empresaria de la construcción Esther Morillo.

En tanto, Ureña se refirió a la flexibilzación laboral y el pago electrónico, que está al margen del Código de Trabajo.

Dijo que abogados se aprovechan de las debilidades de la legislación para demanda los pequeños comercios, que en su mayoría son de subsistencia.

En tanto, Morillo dijo que la informalidad profundiza la pobreza y la exclusión social.

Señaló que las cargas laborales son enormes para las empresas, pero para las Mipyme el impacto es mayor.

Las empresas del sector construcción, además de las cargas laborales, se suman otras. El presidente Codopyme, Yuri Chez, hizo un resumen de las diferentes propuestas de reforma del Código del Trabajo de las Mipyme presentes.