Seis preguntas esenciales para vivir una menopausia feliz

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/41D183C7-DA1E-464D-BEA3-D3DC4FCADB66.jpeg

Prevenir. La menopausia no es una enfermedad y, por tanto,  no debe ser tratada como tal. Es una etapa natural de la vida de la mujer que produce alteraciones tanto orgánicas como psicológicas.

 Antes o después, todas las mujeres pasarán por ella. Por eso para desechar mitos y evitar traumas infundados sobre ella hemos consultado a la doctora Carmen Cuadrado Mangas, ginecóloga y jefa del servicio de reproducción humana del hospital universitario La Paz, de Madrid. A continuación sus respuestas a seis preguntas esenciales para vivir una menopausia feliz.

1. ¿Qué es?  La menopausia es un proceso por el que la mujer deja de tener la menstruación. O dicho de otro modo, es el resultado del desequilibrio hormonal por el que la mujer deja de ovular y, por tanto, de tener la regla.

2. ¿A qué edad se presenta?  No hay una norma fija pero las estadísticas indican que se da alrededor de los 50 años. No obstante hay un aumento de casos a edades más tempranas, en torno a los 40 años.

3. ¿Cuáles son los síntomas?  En la primera fase comienzan cambios en la regla, con variaciones del flujo o del tiempo entre menstruaciones. Pueden darse sensaciones repentinas de calor (sofocos) en cara, cuello y pecho; sudor nocturno, insomnio, cambios en el estado de ánimo, retención de líquidos, sequedad vaginal, trastornos urinarios y variaciones en la conducta sexual de la mujer.

4. ¿En qué consiste el tratamiento hormonal?  Este es una forma de aliviar estos síntomas. La terapia puede ser sólo con estrógenos o combinados con un progestógeno.

5. ¿El tratamiento tiene riesgos?  Durante dos o tres años puede ser perfectamente seguro, pero seguirlo más de 10 puede dar lugar a problemas tan serios o más que los que se quieren prevenir.

6. ¿Hay otras alternativas? Sí, pero son menos eficaces que el tratamiento hormonal sustitutivo.

Otras alternativas

Para la sequedad vaginal existen hidratantes útiles en síntomas no muy intensos. Evitar las comidas picantes, el café y el alcohol puede aliviar los sofocos. También da resultados tener las habitaciones bien ventiladas y darse un baño con agua fría. Consumir menos cafeína y alcohol puede aliviar los síntomas de ansiedad, insomnio y pérdida de calcio.