Semana Santa: tiempo de reflexión para unos y de diversión para otros

La Semana Santa es bautizada como la Semana Mayor, siete días de reflexión para unos y de diversión para otros. Cada quien celebra a su manera, pero lo que parece evidente es que estas son las verdaderas vacaciones para todos, al menos para todos los que pueden.

Hay gente, incluso devota, que una vez pasado un primer periodo de reflexión,  puede pasar drásticamente a un segundo de diversión haciendo evidente una dicotomía entre estas dos caras tan características de nuestra Semana Santa.

Para la víspera, el tránsito se dificulta tremendamente cuando las avenidas se convierten en anarquías de vehículos públicos, privados, y gente que marcha a pie para comprar artículos relacionados con esta festividad en los mercados de la ciudad.

Las tiendas y supermercados también forman parte del escenario de cientos de personas que pintan filas en los pasillos de los departamentos  en los preparativos para estos días.

La gastronomía también está presente con las inevitables habichuelas con dulce. Un plato preparado a base de habichuelas rojas, coco, leche, batata, especias, azúcar y pasas, entre otros ingredientes que dan sabor a una costumbre únicamente dominicana.

Aunque existan muchas campañas de prevención para este tiempo de asueto, tal y como reza la más convencional “Si tomas, no manejes”, los índices de accidentes, según las estadísticas, se disparan en estos días, siendo la causa, en un altísimo porcentaje de los casos, la ingestión excesiva de alcohol.

Y es que juega en clara desventaja la publicidad que invita a la mesura frente a la que lo hace al consumo de todo tipo de bebidas “espiritosas”. De hecho, el alcohol parece convertirse en el ‘’santo patrón’’ de los que escogen estos días para divertirse y muchos no conciben estas vacaciones sin él en grandes cantidades.

Las playas, ríos y balnearios son los destinos a  los que miles de personas quieren llegar, mientras otros se concentran en iglesias, triduos pascuales y retiros, haciendo de estos días tiempos de paz y reflexión.

Reflexión o diversión… Hay para todos.