Senado invitará Moya a explicar caso “rockash”

El Senado aprobó ayer, por unanimidad, una resolución mediante la cual invitó al secretario de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Frank Moya Pons, a explicar a los legisladores el caso de los desechos procedentes de Puerto Rico depositados en Samaná.

Anoche el presidente Hipólito Mejía dijo en Santiago que no es tóxico el material rocoso lanzado en el puerto de Arroyo Barril.

Aunque informó que no ha recibido el informe oficial sobre el material conocido como “rockash”, dijo que se le comunicó que es inerte y no es peligroso para la salud.

“Pero tan pronto lo tenga (el informe) lo voy a decir, porque ¿qué yo no digo?”, precisó el mandatario que al mismo tiempo dijo que la autorización para el depósito del material no es un asunto que llega a la Presidencia.

“Todavía no he recibido el informe. Yo llamé. Lo que sí me comunicaron es que el material es inerte, no hay tóxicos ni hay problemas”, indicó el mandatario.

El pleno senatorial aprobó la moción, original del vocero del bloque del oficialista Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Tommy Durán, luego de que el senador Ramiro Espino (PRD-Samaná) denunciara que la firma del cónsul dominicano en Puerto Rico fue falsificada para aumentar la cantidad de “rockash” llevada a su provincia.

Espino reveló que el presidente Hipólito Mejía ordenó que se aplique el peso de la ley a los funcionarios que permitieron la entrada de material prohibido al puerto de Samaná y que ha puesto en peligro la vida de residentes cercanos al lugar donde el material fue depositado.

El subsecretario de Medio Ambiente, René Ledesma, dijo a los miembros de la comisión especial del Senado que estudia el caso que el material traído desde Puerto Rico no es tóxico.

Ledesma se reunió con los comisionados, encabezados por el senador Enriquillo Reyes (PRD-Monseñor Nouel), luego de lo cual el senador Tonty Rutinel Domínguez (PRD-Santo Domingo), informó al pleno que las indagatorias serán profundizadas.

Al agotar un turno, el senador José Tomás Pérez, del opositor Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por el Distrito Nacional, dijo que los funcionarios implicados en este caso deben ser cancelados por el Poder Ejecutivo.

Espino reveló en la sesión que un ex cónsul dominicano en Puerto Rico, que sólo identificó por el apellido Castillo, le comunicó ayer que su firma fue falsificada para aumentar el número de embarques de “rockash” con destino a República Dominicana.

El legislador dijo que constituye un crimen que en momentos en que la actividad turística de Samaná repunta, quieran llenar esta provincia de material que consideró contaminante.

Pidió que sean castigados ejemplarmente los funcionarios de Medio Ambiente que permitieron que los desechos de una planta termoeléctrica de Puerto Rico sean llevados a su provincia.

Al intervenir, el senador Vicente Castillo (PRD-Peravia), quien forma parte de la comisión que estudia el caso, dijo que los comisionados pudieron constatar “in situ” lo que consideró un abuso y una barbaridad contra una provincia turística.

Tras señalar que los interesados en el negocio afirman que el material no es tóxico y que sirve para el afirmado de carreteras y relleno de terrenos desnivelados, el legislador se preguntó por qué, entonces, no lo dejan en Puerto Rico.

Por su lado, el vocero de la bancada del PRD y representante de Puerto Plata, Durán, pidió que el titular de Recursos Naturales y Medio Ambiente sea invitado por el Senado para que explique al país sobre esta barbaridad.

El congresista, cuya moción fue aprobada por los 19 senadores presentes, dijo que República Dominicana no puede ser convertida en vertedero de nadie.

La resolución del senador Durán no establece la fecha en que el titular de Recursos Naturales y Medio Ambiente deberá comparecer ante el Senado.