Senado EU aprueba protección a usuarios de tarjetas de crédito

http://hoy.com.do/image/article/418/460x390/0/063B91D3-385E-4271-B8F3-D24749FC126A.jpeg

WASHINGTON. Agencias. El Senado estadounidense aprobó ayer  un proyecto de ley que busca proteger a los usuarios de tarjetas de crédito de los abusos de instituciones financieras en un país donde el crédito es rey.

 Los senadores votaron a favor del texto por amplía mayoría (90 contra 5). La Cámara de representantes ya había votado su versión del texto el 30 abril, por 357 votos contra 70.

 Tras una serie de enmiendas realizadas en el Senado, ambas cámaras deberán conciliar ahora las diferencias entre los dos textos.

 La versión votada por el Senado es más exigente que la de la Cámara. Reclama por ejemplo que las empresas de tarjetas de crédito esperen 60 días antes de penalizar a un consumidor aumentando sus tasas, frente a sólo 30 días en la versión de la Cámara.

 El proyecto de ley también busca proteger a los menores, objetivo de las ofertas de firmas de tarjetas de crédito. La iniciativa protegerá a los consumidores de tasas de interés aplicadas de forma arbitraria y de incrementos en los cargos de financiación, y exigirá que los bancos apliquen los pagos mensuales primero a los balances con los intereses más altos.

Además, prohibirá que las compañías incrementen las tasas de interés basándose en los pagos retrasados que tenga el consumidor con otros bancos.

Las instituciones bancarias podrán incrementar los intereses solo si el consumidor se retrasa al menos 60 días con un pago. También buscará proteger a los estudiantes de las intensas campañas de mercadeo de las compañías de tarjetas.

Oposición del sector bancario

El sector bancario se opone diametralmente a la reforma. Sus ejecutivos sostienen que las nuevas restricciones podrían perjudicar a los consumidores, ya que endurecerían el crédito o lo situarían fuera del alcance de muchos usuarios.

Agregan además que las nuevas normas decretadas ya por la Reserva Federal, que entrarán en vigor el año próximo, atienden muchas de las normas protectoras de los consumidores mencionadas por el Presidente y los miembros del Congreso. Los partidarios de la reforma se apoyan en el enojo del público ante los excesos corporativos y los miles de millones de dólares del erario transferidos a muchas empresas para evitar su bancarrota.

El proyecto de ley fue aprobado en la Cámara de Representantes por votación de 357-70. El mismo prohíbe el aumento retroactivo de los intereses e impide a los bancos otorgar tarjetas de crédito a menores de 18 años. De ser aprobada la reforma, no entrará en vigor sino hasta dentro de un año, salvo la norma de que los usuarios reciban un aviso de 45 días antes de que se les aumenten los intereses de sus tarjetas.