Senador Alegría defiende concesión  de Canoa

 El senador Pedro Alegría dijo ayer que el desarrollo del Sur mediante el complejo turístico de mil habitaciones que realizarán en Canoa, Barahona, los beneficiarios de la concesión por 99 años, constituye un estímulo para que otros sectores económicos se interesen en la creación de empleos y, de esa manera, lograr el consecuente  aumento de la calidad de vida que merecen los moradores de aquella deprimida zona.

 Alegría (PRD-San José de Ocoa) recordó que, según el contrato, si los inversionistas no realizan la obra en 10 años, el mismo sería rescindido y lo desarrollado hasta entonces quedaría en manos del Estado.

 Expresó que aparte de las aguas termales de Canoa,  allí no se da ni la bayahonda y las comunidades parecen pueblos fantasmas a causa de la pobreza y la falta de empleos y otros incentivos.

 En las 2,300 tareas del distrito municipal de Canoa, Barahona, donde se levantaría el complejo, fluyen manantiales de aguas termales a una temperatura de 38 grados Celsius, con alto contenido de azufre.

Alegría significó que la inversión por unos US$600 millones que haría la firma Sociedad Comercial Terma de la Salamandra, S.A., constituye una gran oportunidad para el inicio del desarrollo sostenido de que aquella región.

 “Hemos hecho la mejor negociación donde no hay qué producir”, significó Alegría, quien recordó que votó por la concesión en la sesión en la que el Senado aprobó la operación el jueves pasado. Recordó que la secretaría de Turismo dará seguimiento a la obra.

La frase

Pedro Alegría

Hemos hecho la mejor negociación donde nada se produce. Por eso voté por la concesión a fin de que una inversión superior a los US$600 millones sea ejecutada y sirva para el inicio del desarrollo sostenido de aquellos pueblos deprimidos”.