Senadores prometen rechazar tragamonedas

POR PEDRO GERMOSÉN
El presidente del Senado, Andrés Bautista García, y otros senadores, se comprometieron ayer a rechazar el proyecto de ley sobre los tragamonedas luego de que el fiscal del Distrito Nacional, José Manuel Hernández, y una comisión de los voluntariados de apoyo a las fiscalías barriales,  plantearan en el Congreso los perjuicios que tendría para la sociedad.

Bautista García, de Espaillat; Vicente Castillo, de Peravia; Dagoberto Rodríguez Adames, de Independencia, y Manuel Emilio Ramírez Pérez, de Elías Piña, del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), acogieron el rechazo de los funcionarios judiciales al proyecto de los tragamonedas.

El fiscal Hernández planteó también como una necesidad la aprobación de una ley que limite hasta las 10:00 de la noche la venta de bebidas alcohólicas de domingos a jueves.

Señaló que los negocios que se dedican a la venta de bebidas alcohólicas podrían estar abiertos hasta las 2:00 de la mañana únicamente los viernes y los sábados. Hernández dijo que visitó el Senado junto a los voluntariados de apoyo a las fiscalías barriales para rechazar el proyecto de ley que permitiría la instalación de tragamonedas en las bancas de apuestos y los casinos.

Precisó que esos juegos sólo deben operar en los casinos para que sean extranjeros quienes los usen y de esa manera no fomentar el vicio y la corrupción entre la juventud  y la población en general.

Manifestó que la conversación se extendió para establecer un marco regulatorio legal para el expendio de bebidas alcohólicas.

Expresó que el país vive una situación muy especial que precisa del respaldo de todas las instituciones políticas y religiosas para contribuir a la disminución de la violencia.

Señaló que en la violencia y la criminalidad inciden las drogas, las bebidas alcohólicas, los juegos y la falta de educación.

Hernández expresó que el combate de este flagelo no tiene colores, credos ni posiciones económicas, porque está afectando a toda la comunidad. Informó que el presidente del Senado le expresó su rechazo y, al parecer, ésa es la opinión generalizada entre los senadores.

Respecto al expendio de bebidas alcohólicas, el fiscal Hernández fue planteó que los negocios que las sirven sólo deben abrir hasta las 10:00 de la noche de domingo a jueves.

“Que no se beba más de ahí. Hasta las 10:00 de la noche ni tampoco que se hagan fiestas. ¿Por qué? Para que la gente pueda ir a trabajar al otro día”, sostuvo el funcionario. Expresó que si se midiese el bajo rendimiento laboral y la deserción estudiantil todo el mundo estaría más que convencido de que su propuesta debe ser aprobada.