Señalan penalización delitos de prensa limita la expresión

17_03_2017 HOY_VIERNES_170317_ El País11 A

La prisión por delitos de prensa debe ser eliminada de la legislación de los países que aún la conservan porque es desproporcionada, inhibe el debate y limita la expresión misma.
Así lo aseguraron Edison Lanza y Guilherme Canela, representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), respectivamente, durante un conversatorio sobre libertad de expresión organizado por el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP).
Al exponer durante el conversatorio, el uruguayo Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, expresó su simpatía por la eliminación de la sanción penal por los llamados delitos de prensa y favoreció su sustitución por medidas civiles u otras sanciones.
Lanza señaló que para la CIDH la prisión por delitos de prensa es desproporcionada porque inhibe el debate y la expresión misma. Dijo aplicar normas penales es desproporcionado, sobre todo cuando la violación se trata de temas políticos, electorales, legislativos….
Recordó que diez países de América han despenalizado estos delitos y entiende que esa medida debe extenderse a toda la región para que la expresión sea ejercida con plena libertad, sin temores y amenazas que llevan a la autocensura.
Mientras Guilherme Canela, un brasileño residente en Uruguay que es consejero de comunicación e información de la UNESCO, dijo que desde los orígenes del periodismo se ha protegido a los periodistas y que la eliminación de la prisión por los delitos de prensa sería una medida de protección al ejercicio de este derecho fundamental.

Consideró que la prisión por delitos de prensa debe desaparecer de toda legislación y favoreció la creación de órganos reguladores, independientes, para el ejercicio de la profesión.
Asimismo afirmó que por ser el periodismo una profesión muy especial, una función preponderante para el ejercicio de los otros derechos, se ha protegido desde siempre, y citó el caso de Moisés, a quien consideró el primer periodista, quien tenía una fuente muy privilegiada, Dios; así como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que plantea protección al periodista.