Septeto Santiaguero y El Canario cautivan

20_03_2016 HOY_DOMINGO_200316_ ¡Alegría!15 B

La espera valió la pena. Los bailadores de son se dieron banquete la noche del viernes con el concierto bailable “No quiero llanto: tributo a Los Compadres”, con el Septeto Santiaguero de Cuba y el cantante dominicano José Alberto “El Canario” en Escenario 360 de Santo Domingo.

Con esta exitosa propuesta que llenó el aforo de seguidores del género cubano, los músicos liderados por el tresero Fernando Dewar, celebran el Grammy Latino ganado con la producción homónima y la nominación a los codiciados Grammy de Estados Unidos.

El teatro habilitó una de sus esquinas para que los bailadores de son y danzón exhibieran sus pasos, pero también entre los estrechos pasillos de las mesas improvisaron espacios para bailar, desde que los músicos fueron presentados por Jochy Santos.

Con un sonido espectacular de solo ocho ejecutantes que sonaban como una sinfónica popular, desde las 10:35 de la noche hasta la 1:15 de la madrugada, el público disfrutó temas como “Con la espuela” y “La reina Isabel (danzón).

La entrada de José Alberto se produjo en la tercera interpretación de la fiesta con la composición “Hay un run run”, para seguir cautivando a la audiencia con “El caimán”. Después de darse un trago largo, El Canario y el Septeto Santiaguero recordaron a Francisco Repilado (Compai Segundo) con su conocida “Chan chan”, para pedir a la concurrencia que se pusiera de pie.

A las 11:30 los artistas se tomaron un descanso de media hora para continuar dándole al público toda la calidad musical emanada de sus instrumentos flauta, conga, guitarra, tres, trompeta y güiro, con los que cada músico brilla, tanto por la ejecución como por los bailes.

En la segunda parte del concierto bailable se destacaron los temas “Lágrimas negras”, clásico de Miguel Matamoros, “Preparen candela” y “El lunar”, de Los Ahijados (Martín y Cuco Valoy).

Ya casi al final, pasada la 1:00 de la madrugada y los bailadores de son como el primer guandul, se reintegra El Canario con “Amor silvestre”, “Son santiaguero”, “Baja y tapa la olla”, “Yo no como la jutía” y “Rita la caimana”.

Para despedir este inolvidable encuentro musical de casi tres horas, el sonero dominicano José Alberto dedicó al auditorio su éxito “Bailemos otra vez”, dando las gracias por la acogida y el apoyo de siempre.