Sepultan restos del empresario Fernando Villanueva Callot

25_01_2016 HOY_LUNES_250116_ El País12 A

Fueron sepultados ayer en el cementerio Cristo Redentor los restos del empresario Fernando Villanueva Callot, presidente del Grupo Viamar.

Al doctor Marino Vinicio Castillo le correspondió pronunciar las palabras de despedida ante el féretro de su amigo previo a su cristiana sepultura.

Destacó las condiciones humanas y sociales que adornaron a Villanueva Callot, quien falleció a los 85 años, a causa de problemas coronarios en el Centro de Diagnóstico de Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

Dijo que da testimonio de su amigo porque lo trató íntimamente en momentos difíciles del país.

“Su rectitud, su apego, sus valores de patriota y de su familia hacían de Villanueva un ser humano excepcional”, manifestó.

Resaltó que hasta el final de su vida, en su lucha por la salud, mantuvo sus condiciones y sus atributos. “Hasta el humor y el resabio los conservaba”.

La viuda, Sonia Altagracia Sued Recio, intervino para destacar en su esposo que siempre mantuvo también la presunción, lo que ocasionó risas en quienes conocían al empresario.

“Sus obras están ahí. En realidad para nosotros, los amigos y la familia inmediata, resultará difícil acostumbrarse a su ausencia porque era un tipo de ser humano que deja huellas. Habremos de luchar con el recuerdo de sus ocurrencias, sus posiciones y determinaciones. Fue un hombre de trabajo, por ello en este doloroso momento él se fue y está a la diestra del Señor porque fue un hombre honrado, solidario, sincero, de buen trato. Tenía una gracia, rectitud, cero malicia, cero ventaja, pura conciencia, era impresionante”, recordó Castillo.

Además resaltó en Villanueva un hombre que decía las verdades y justo.
Manifestó que con su muerte se ha perdido a un gran ciudadano pero con el favor de dejar un legado por haber formado valores, cumplió con sus deberes, fue consecuente con la amistad de la familia, un patriota profundo que amaba profundamente a su tierra.

Pidió a sus hijos prometer el no descuidar el referente de su padre.

Preocupado e insatisfecho. Sarah, una de las hijas del señor Fernando Villanueva Callot, dijo entre sollozos que su padre murió muy preocupado e insatisfecho por la situación que vive el país. “Regalémosle un poquito cada una de nuestras propias luchas por un mejor país. Está en nosotros, está es nuestra isla, está es nuestra patria, hagamos algo positivo por nuestro país y regalémosle eso a papi, que se fue muy preocupado”.

Además su nieto Leoscal manifestó frente al féretro de su abuelo que lo amaba mucho.

Al empresario Villanueva Callot les sobreviven su esposa Sonia Altagracia Sued Recio y sus hijos Sonia, Fernando, Sarah y Oscar Villanueva Sued. Previo a la cristiana sepultura de sus restos, los mismos fueron expuestos desde la tarde del sábado en la funeraria Blandino de la Abraham Lincoln. Ayer fueron llevados a las instalaciones de su empresa Viamar, en la avenida John F. Kennedy.

Al cementerio Cristo Redentor acudieron el expresidente Hipólito Mejía, Pelegrín Castillo y Alexandra Izquierdo, entre otros.