Sepultan víctima atentados España

http://hoy.com.do/image/article/19/460x390/0/C83A13DF-DB6F-4C8D-8672-64472749C66B.jpeg

JARABACOA.- En medio de llanto y dolor fueron sepultados anoche en el cementerio La Trinchera de este municipio los restos de Martha Hernández, quien, como Enrique García González, del poblado sureño de Canoa, resultaron muertos en los atentados ferroviarios en Madrid, España.

El funeral, al que asistieron parientes, amigos y relacionados, partió de la iglesia El Carmen, donde el sacerdote Luis Fantino Rodríguez ofició una misa, asistido por el cura de la parroquia María Auxiliadora, Plinio Comprés.

El carro fúnebre fue custodiado por una fila de automóviles, muchos con arreglos florales y delante, la banda municipal de música, cuyos integrantes tocaron música sacra.

Mientras se desplazaba el cortejo fúnebre, un chubasco no pudo causar que la concurrencia disminuyera hasta llegar al cementerio, donde fueron colocados los restos de la dama que tenía dos años residiendo en España.

En cadáver, depositado en un ataúd de caoba fina, fue introducido en un nicho de la familia, ubicado en el extremo izquierdo de la entrada del viejo camposanto.

La dama contaba con 26 años cuando fue sorprendida por la muerte en el atentado terrorista contra la línea de trenes donde fallecieron alrededor de 200 personas.

Su padre, Augusto Hernández, dijo que era una persona amable, cariñosa y solidaria con sus familiares y que la última vez que visitó este municipio fue en febrero pasado, cuando se despidió de una forma extraña.

La joven era soltera y su madre, Antonia Quezada, todavía se resiste a creer que su hija tuvo un final tan trágico.

“Martha no se imaginó nunca que tendría un final tan triste” expresó entre sollozos la señora Quezada, quien tiene otros cinco hijos.

De los labios de Amalia y María, dos de las hermanas de Martha, no pudieron salir expresiones, porque fueron ahogadas en llanto cuando reporteros de HOY trataron de que dijera algo de su pariente.