Serena y Djokovic llegan como favoritos, pero no invencibles

Serena Williams

 Nueva York.- Una vez más la tenista número uno del mundo, Serena Williams, y el mejor jugador, el serbio Novak Djokovic, llegan al Abierto de Estados Unidos, el último torneo de Grand Slam, como los grandes favoritos, aunque sólo sea el jugador europeo el que defiende el título de campeón.

El otro gran protagonista, ausente, será el suizo Roger Federer, que debido a una lesión no podrá estar en el torneo que ha ganado cinco veces y que el año pasado jugó la gran final ante Djokovic.

Sin embargo, por lo visto en lo que va de la temporada, tanto Williams, de 34 años, como Djokovic, de 29, no tienen la solidez de la temporada anterior y también llegan con la sensación que no son invencibles en el torneo que repartirá 36,324 millones de dólares en premios, incluidos los 3,5 millones al campeón y la campeona de la competición individual.

Djokovic, que sucumbió en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro ante el resurgido Juan Martín Del Potro, reconoce que conseguir su decimotercer título de Grand Slam, no será una misión fácil, pero está listo para demostrar de nuevo su mejor nivel de tenis y luchar por revalidar la condición de campeón defensor.

“Como siempre estoy motivado para disputar un torneo tan especial y acercarme a la lista de los legendarios del Abierto de Estados Unidos, pero debo mantener mi consistencia y desarrollar al máximo el potencial de mi tenis alcanzado en los últimos años”, explicó Djokovic, que este lunes debutará en la competición en la sesión de la noche ante el polaco Jerzy Janowicz.

Lo hará después que por la tarde haya concluido su partido inaugural en el mismo escenario de la pista central Arthur Ashe Stadium, que inaugura un techo cubierto retractable de 150 millones de dólares de costo, el español Rafael Nadal, que llega como cuarto cabeza de serie, pero reforzado y motivado por la gran actuación que tuvo en los pasados Juegos de Río de Janeiro.

Nadal tendrá como primer rival al uzbeko Denis Istomin en lo que será su debut en la competición del último torneo de Grand Slam de la temporada. De avanzar ambos en la competición se cruzaran en las semifinales, al estar incluidos en la parte alta del cuadro.

Sin más objetivo que volver a jugar su mejor tenis, Nadal ha llegado a Nueva York predispuesto a recuperar las mejores sensaciones de su tenis y aspirar a ser de nuevo campeón.

.Junto a Nadal habrá otros 10 jugadores españoles dentro del cuadro masculino con el veterano David Ferrer (11) a la cabeza.

Mientras que el gran rival en la parte baja del cuadro tiene el nombre de Andy Murray, de 29 años, el británico, bicampeón olímpico, que se presenta con todos los honores y armas para luchar por el título que ganó en el 2012, el mismo año que obtuvo la primera medalla de oro olímpica, la de los Juegos de Verano de Londres.