Serenidad en la decoración

http://hoy.com.do/image/article/338/460x390/0/8DC3FE2E-72D0-46F8-8EC1-32B1C25F700A.jpeg

Un ambiente tranquilo y lleno de armonía bien puede obtenerse al recurrir al estilo oriental para la decoración de los espacios.

Y es que las pautas que rigen este estilo hacen tributo a la  tranquilidad  y al reposo.  

Esto recurriendo mucho al orden y a la máxima de “menos es más”. 

Espacio y sencillez
Espacios claros y bien distribuidos es una de las pautas generales que el estilo oriental deja en la decoración.  

Aquí, las zonas comunes poseen un espacio generoso y todas ellas reflejan una sensación de apertura al exterior, hacia los demás.

En cambio, las zonas más íntimas están más celosamente guardadas.

Los aspectos dominantes dentro del espacio serán la sobriedad, el pragmatismo y aquello que sea confortable. Lo que se pretende es movilizarse sin obstáculos.

Tonos armoniosos
Aquellos colores claros que nos ayuden a alcanzar la armonía y el equilibrio serán los favoritos para incorporar a la  decoración de las paredes, un aspecto esencial.

Así, el blanco, el lila y los tonos tostados  serán los  que más pueden adecuarse a este estilo.

Además, las tonalidades neutras son muy buscadas, al igual que la gama de colores que van del ocre al beige.

Mucha madera
La madera natural y en concreto el árbol de la haya constituyen  los materiales principales que marcan la tendencia en este estilo.

Los muebles que se utilicen dentro de las estancias deberán seguir la máxima de la simplicidad en sus líneas de diseño.

Así pues, para conseguir el equilibrio perfecto, las piezas que escoja deben respetar las formas puras al máximo.

Los detalles
Hay complementos que  ayudan  a crear ese ambiente de relajación y equilibrio que se persigue con este estilo.

Las velas y el incienso son dos elementos importantes. Las velas con aromas suaves le serán muy útiles, pues  invitan a la relajación.

No debe  olvidarse de algo tan importante como la iluminación. El ambiente a  lograr será suave y sensual y esto lo alcanzará  con la luz indirecta. Las mesas bajas también pueden ser un complemento ideal para el estilo oriental.

Aspectos decorativos fundamentales

En la sala
Puede pintar la sala de un color  que proporcione amplitud y calidez, por ejemplo, beige.  Los objetos decorativos son pocos, pero cuidadosamente seleccionados. 

En el dormitorio
Aquí se impone la tranquilidad y la pureza del blanco. Lo más adecuado es un mueble frontal. 

En la cocina
La formica blanca es la elección perfecta para la cocina. El color para los platos y demás componentes será sin duda el blanco.

En el baño
Un buen efecto es sustituir el azulejo tradicional por piedra.