SESPAS ofrece asistencia a más de 500 víctimas en zona fronteriza

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/0796298D-A847-4C82-832A-1452F52DFB45.jpeg

La Secretaría de Salud Pública y Asistencia Social  (SESPAS0) informó hoy que el grupo de psiquiatra y psicólogos que se encuentran en Jimaní han ofrecido atención a un total de  544 pacientes que presentaron síntomas sicosomáticos por el impacto del terremoto que afecto  Haití hace diez días.  

El doctor José Mieses Michel, director de Salud Mental de SESPAS, dijo que durante la jornada recibieron orientaciones 505 escolares dominicanos y haitianos del liceo Máximo Pérez Florián y la Escuela Básica Diverge,  de Jimaní.

Entre los síntomas y patologías más  trabajadas por los profesionales de la conducta figuran la angustia  moderada y profunda, intranquilidad, nerviosismo, duelo, falta de apetito, sueño, taquicardia y adormecimiento de las extremidades.

Explicitó que los pacientes atendidos tienen edades comprendidas entre los seis y 22 años, los cuales presentaron daños psicológicos, luego de los movimientos telúricos que impactaron el territorio haitiano y que se sintieron fuertemente en la zona fronteriza.

Observó  que entre  los síntomas que presentaron los pacientes, también están,  el  tener miedo a permanecer mucho tiempo en sus viviendas y en las escuelas, porque piensan que volverá repetirse un temblor y quitarles la vida.

En tanto, indicó el doctor Mieses Michell, que en el hospital General Melenciano y el Albergue Buen Samaritano, instalado por los Estados Unidos antes del terremoto y el Centro de Nutrición del Conani, fueron atendidos 39 pacientes con sintomatología psiquiatrica.

 Consideró que gracias a  esta intervención de los médicos que trabajan con problemas emocionales la mayoría de los pacientes  atendidos pudo controlar estos síntomas y bajar el estrés y el nerviciosismo dejados por la ocurrencia del fenómeno natural que dejo miles de muertos y damnificados en Haití.

Estas atenciones fueron ofrecidas por la primera brigada de médicos que trabajan con la conducta humana y cada semana las autoridades de salud  enviaran de forma permanente a la zona fronteriza este tipo de asistencia.