Shohei Ohtani, el fenómeno japonés y el inicio de su camino en Los Ángeles

Shohei Ohtani, el fenómeno japonés y el inicio de su camino en Los Ángeles

Shohei Ohtani, izq, recibe una gorra de manos de Andrew Friedman.

Las expectativas sobre una nueva temporada de Grandes Ligas están en el ambiente de todos los equipos, pero con todo y ello las miradas siguen fijas en el fenómeno japonés Shohei Ohtani y su camino como una nueva estrella en Los Ángeles a falta de un día para el estreno de los Dodgers en la pretemporada.

Los Dodgers disputarán este jueves su primer partido de pretemporada ante los Padres de San Diego, y aunque Ohtani no estará en su alineación ni se tiene previsto el día de su debut en juego, el dirigente Dave Roberts ha elogiado la manera en la que se ha preparado el estelar japonés.

“En cuanto a cuándo jugará en un partido de la Liga Cactus, no sé esa respuesta. Pero parece que cada día sigue mejorando y se siente muy bien”, explicó Roberts al respecto.

Impresiona con su disciplina

Aunque no podrá lanzar debido a la cirugía a la que se sometió antes del final de la pasada temporada, Ohtani llegó a las instalaciones de Camelback Ranch, en Glendale, Arizona, junto a los demás lanzadores, mostrando el compromiso de “un novato en su nueva organización”, como él mismo lo señaló.

Además del compromiso mostrado, Ohtani ha impresionado con el nivel de recuperación que ha mostrado hasta este punto, marcado por la disciplina que él mismo ha establecido en su proceso de preparación.

“Sabíamos que su ética de trabajo era de primer nivel, pero al ver todo lo que hace, nuestro personal de entrenamiento ha comentado que nunca habían visto a un tipo regresar de una cirugía y ser tan meticuloso en cada cosa que hace, eso no lo puedes apreciar completamente hasta que lo ves”, expresó admirado, el presidente de operaciones de béisbol de los Dodgers, Andrew Friedman.

Ese nivel de compromiso asumido por Ohtani, queda evidenciado cuando el dirigente Roberts habla abiertamente sobre cómo han dejado que sea el japonés quien tome sus propias decisiones y establezca el ritmo que entiende debe llevar.

“Creo que cada día tiene un plan. Ha trabajado muy duro y es muy diligente en su trabajo. En algún momento él entrará en los juegos, y simplemente lo hará para mejorar cada día”, dijo Roberts.

Completamente saludable

Sin posibilidades de subir al montículo en 2024, Ohtani no ha permitido que eso sea un obstáculo para prepararse como bateador.

“Mi swing está casi al 100%”, explicó Ohtani recientemente en su encuentro con la prensa, palabras que sustentó con su desempeño en la caja de bateo.

El japonés se paró al lado izquierdo del plato y durante sus prácticas de bateo, envió 33 pelotas fuera del parque en los 79 swings que realizó con el madero la pasada semana, lo que se traduce en el 41.7% de las veces que golpeó la esférica.

Ante este resultado, Ohtani enfrentó a lanzadores por primera vez desde su cirugía el pasado lunes y de inmediato mostró el sonido del madero, al conectar un cuadrangular entre los jardines central y derecho ante el JP Feyereisen.

“Fue bueno verlo de regreso en la caja de bateo, y obviamente bateándome jonrones”, dijo Feyereisen, quién en cuenta de 3-2 intentó pasarlo con una recta, que Ohtani destrozó.

A pesar de lo fuerte que le ha pegado a la pelota, Ohtani entiende que aún no se encuentra a plenitud del nivel que puede mostrar en el terreno de juego.

“Siento que no hay sólo un nivel sino varios niveles por delante en cuanto a ofensiva”, precisó el dos veces ganador del premio al Jugador Más Valioso.

Altas expectativas alrededor de Ohtani

La presencia de una multitud de medios y espectadores son muestras el alto impacto que ha tenido la llegada del estelar japonés, con valor de 700 millones de dólares, a Los Ángeles, una tierra fértil para las grandes luminarias del cine, la moda y el deporte, como lo es el béisbol.

Aunque es reconocido el deseo de los fanáticos y medios por tener a Ohtani en juego y en medio de la que se espera sea una de las alineaciones, sino la más poderosa, de la MLB, eso no empujará a Roberts a llevarlo a un paso más acelerado que el que ha planteado hasta ahora.

“Ciertamente todo el mundo quiere verlo jugando. Lo entiendo. Pero lo principal es tenerlo listo para el Día Inaugural. Y creo que tenemos mucho tiempo para hacerlo”, explicó el estratega del conjunto angelino que espera tenerlo en acción el 20 de marzo, en Seúl, Corea del Sur, en su primer juego de la temporada ante los Padres de San Diego.

Más leídas