¡Si quieres erradicar la pobreza, pues estamos juntos en esto!

pobre

“Hay personas tan pobres que lo único que tienen es dinero”,  es esta una de las más conocidas frases que nos llega a la mente cuando al tema de pobreza se refiere, y que los que son víctimas de esta condición  han forzado por diferentes medios  para erradicarla, no siendo esos medios, en la mayoría de los casos, los más beneficiosos para una vida próspera y sin recompensas judiciales.   Hoy  17 de octubre se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la pobreza.

La observancia del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza se remonta al 17 de octubre de 1987. Ese día, más de 100 mil personas se congregaron en Trocadero, en París, donde en 1948 se había firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos, para rendir homenaje a las víctimas de la pobreza extrema, la violencia y el hambre. Proclamaron que la pobreza es una violación de los derechos humanos y afirmaron la necesidad de aunar esfuerzos para garantizar el respeto de esos logros.

 

pob

Erradicar la pobreza, es una responsabilidad de todos.

Las Naciones Unidas (ONU) para el Desarrollo Sostenible  tiene como objetivo  «poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo». Reconoce explícitamente que esta es el resultado no de la falta de una sola cosa, sino de muchos diferentes factores interrelacionados.

La Community Empowermen Colective  (CEC) considera que existen cinco pasos fundamentales en la pobreza de un país: la ignorancia, enfermedades,  corrupción, dependencia y la apatía.

Pese a que la economía en República Dominicana se proyecta como una de las que más crecen en América Latina,  según el Banco Mundial la pobreza ha aumentado en los últimos años en más del 40% de la mitad de la población.

“Como resultado de la crisis que vivió el país en 2003, los salarios reales se redujeron en un 27% en comparación con 2000 y no se han recuperado, aun cuando la productividad laboral ha aumentado significativamente en los sectores de mayor crecimiento”, argumenta el Banco Mundial.

De su lado, el economista Miguel Ceara Hatton opina que “hay que fortalecer el sector agropecuario, industrial, y el de turismo que crece como un enclave, como un resort que no está integrado al resto de la economía. Hay que mejorar las comunidades para que el turista salga”.

Mientras que para el profesor Silverio, “lo que falta es una visión apropiada de la economía, para conducir políticas públicas que lleven a una superación de la pobreza“.

“El gobierno ha seguido el mismo patrón, no ha habido cambios en el modelo económico que gestiona la cotidianeidad y no mira al largo plazo”, sostiene.

Y la salud y educación son áreas clave para reducir la pobreza.

FAO insta a superar pobreza rural en Paraguay mediante tenencia de tierras. Archivo

La ignorancia, enfermedades, corrupción, dependencia y la apatía, son algunos de los mayores casos que producen la pobreza de un país.

“En la medida de que se cambie la calidad de la educación y salud se estarán mejorando las opciones de largo plazo para salir de la pobreza”, agrega.

«La pobreza no se mide solamente por la insuficiencia de ingresos; se manifiesta en el acceso restringido a la salud, la educación y otros servicios esenciales y, con demasiada frecuencia, en la denegación o el abuso de otros derechos humanos fundamentales […] Escuchemos y prestemos atención a las voces de las personas que viven en la pobreza. Comprometámonos a respetar y defender los derechos humanos de todas las personas y a poner fin a la humillación y la exclusión social que las personas que viven en la pobreza enfrentan cada día promoviendo su participación en las iniciativas mundiales dirigidas a poner fin a la pobreza extrema de una vez por todas.» — Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU

La pobreza es un mal que nos afecta a todos, desde el más grande hasta el más pequeño. Como seres humanos tenemos el compromiso de procurar una sociedad con avances generales e incidencias en la erradicación de la pobreza, no solo de nuestro país, sino del mundo . Aunque parezca un pensamiento Marxista, es una responsabilidad que tenemos los unos con los otros, de concienciarnos y poner en practica nuestra buena intención por el bien común.