Sigue adelante ofensiva israelí en Gaza

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/FEFA8149-9083-412E-ABFB-84F787726227.jpeg

Por Beatriz Lecumberri
GAZA, (AFP) – Incursiones, bombardeos y panfletos pidiendo a los habitantes de Gaza que no guarden armas o den cobijo a activistas: el ejército israelí prosigue su ofensiva en la franja, iniciada hace tres semanas para rescatar a un soldado secuestrado e interrumpir el lanzamiento de cohetes contra su territorio.

El jueves, al menos dos jóvenes palestinos murieron en el campo de refugiados de Maghazi, en el centro de la franja de Gaza, donde los tanques israelíes tomaron posiciones desde el miércoles.

Al mismo tiempo, varios palestinos resultaron heridos en el fuego cruzado del ejército del Estado hebreo y grupos de activistas refugiados en las callejuelas del campo de refugiados.

En el hospital Al Aqsa de Maghazi, situado a escasos dos kilómetros de la frontera con Israel, la situación era dramática. Numerosos civiles ingresaron en el centro médicos con heridas gravísimas, quemaduras y mutilaciones de los miembros superiores e inferiores, informaron los doctores que les atienden.

En total, 12 palestinos, entre cuatro miembros de las brigadas Ezzedin al Qassam, brazo armado del movimiento islámico Hamas, fallecieron en este campo de refugiados desde el miércoles.

Casi cien palestinos murieron en Gaza desde hace dos semanas, cuando el ejército israelí intensificó su ofensiva terrestre en la región.

El acoso israelí en la franja de Gaza cambia de intensidad y de métodos con el paso de los días, pero no cede pese a que paralelamente el Estado hebreo libra una violenta batalla contra el Hezbolá en Líbano.

   La franja de Gaza, paupérrima y superpoblada, se encuentra en este momento aislada del mundo, sin electricidad y con problemas de distribución de agua a los que se suma el bloqueo de la ayuda humanitaria.

“Europa tiene que cambiar su política errada y Estados Unidos debe entender las consecuencias de su hostilidad hacia la causa palestina”, declaró el movimiento islámico Hamás, que controla el gobierno, en un comunicado.

 Sin embargo, por ahora, los resultados de la ofensiva israelí son escasos ya que no se tienen noticias del soldado capturado y los proyectiles Al Qassam, precarios y poco potentes, siguen siendo lanzados desde el norte de la franja hacia Israel. Dos de estos artefactos cayeron en las últimas horas en Sderot, al sur de Israel, sin provocar víctimas.

 “Israel desea causar el mayor número de víctimas entre los palestinos, pero fracasó frente a nuestra resistencia (…) Sus actividades terroristas sólo nos harán más fuertes”, aseguró Hamas en este comunicado.

La última forma de presión fue el lanzamiento de miles de panfletos en toda la franja de Gaza, el jueves al amanecer, instando a la población a no dar cobijo en casa a “terroristas” ni almacenar armas.

 “La vida de todos los que poseen en sus casas material militar y municiones está en peligro y deben abandonar los lugares para su seguridad y para proteger la vida de su familia”, rezaban los panfletos.

Escritos en árabe y sin ningún dibujo, estas papeletas advierten de que Israel destruirá todos los lugares donde haya este tipo de material.

 “Cayeron hacia las cinco o seis de la mañana. Miren lo que hacemos con ellas”, explicó un policía de Gaza, rasgando con desprecio el papel.

 “Tenemos informaciones precisas sobre casas donde hay almacenadas armas (…) No queremos atacar a la población civil. Permanezcan lejos de estos lugares, permanezcan lejos de los terroristas”, explicaron los panfletos.

Por último, una columna de blindados realizó una incursión de un kilómetro en el sur, cerca del paso fronterizo de Rafah, al sur, según fuentes de los servicios de seguridad palestinos.

El gobierno israelí, que retiró todas sus colonias y soldados de la franja de Gaza en septiembre del 2005, garantizó que llevará a cabo esta ofensiva “hasta el final”.