Sigue la crisis con Maradona por  el nombramiento

Buenos Aires. EFE. El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, aseguró ayer que se llevará “a la tumba” el problema personal que tiene con Oscar Ruggeri, a quien el seleccionador de su país, Diego Maradona, quiere como ayudante de campo.

   “Tengo una cuestión personal con Ruggeri, pero me la llevaré a la tumba”, sostuvo Grondona en declaraciones a Radio 10 de Buenos Aires al aludir a la polémica que ha envuelto esta semana al mundillo futbolístico argentino.

   El dirigente reconoció que “pudo haber” conversaciones de Maradona acerca de una posible renuncia si no se aceptaba a Ruggeri como integrante de su equipo de colaboradores, pero confió en que “las cosas llegarán al cauce correcto” con Carlos Bilardo, secretario técnico del equipo nacional.    Grondona dijo que no fue un obstáculo para que Maradona designara a su equipo y, en ese sentido, citó como ejemplo que en esa tarea no estarán los hombres que él había propuesto, Sergio Batista.