Siguen críticos dos afectados por explosión de camión GLP

http://hoy.com.do/image/article/476/460x390/0/33AF0FAE-3697-47A5-9580-17D82BDFE3A0.jpeg

Los dos hombres que resultaron quemados en la explosión de un cabezote mientras vaciaba gas licuado de petróleo en la estación de gas Gloria, en Villa Juana, seguían ayer en estado delicado en la Unidad de Quemados del hospital Luis Eduardo Aybar.

Mientras, las ocho familias damnificadas, reclamaron de las autoridades el traslado de la envasadora, debido al peligro que representa para el sector, ya que está rodeada de viviendas, talleres y otros  negocios.

Luis Alcántara, de 54 años, sufrió quemadura de segundo y tercer grado, por lo que su estado era crítico en la tarde de ayer, según informó su hermana Hilda Olivo, quien apenas podía emitir algunas palabras por la tristeza que le amargaba.

Alcántara se desempeñaba como supervisor del establecimiento y se encontraba  cerca del camión que vaciaba el combustible a las 2.00 la tarde del miércoles.

En tanto  Roberto Guzmán, de 42 años, quien era el chofer del camión, seguía en condiciones delicadas, prácticamente igual que cuando fue conducido a la Unidad de Quemados, según comunicaron los médicos a sus hermanos Domingo y Teresa Guzmán, pasado el mediodía de ayer.

Luis Brito, uno de los damnificados por la explosión, mostró la forma cómo quedaron ocho viviendas, prácticamente destruidas y que hasta el mediodía de ayer solamente técnicos del Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional habían acudido al lugar.

Benjamín Montaño, Minerva Inojosa, Susy Pérez y Claudio Perdomo, así como  sus hijos, quedaron apenas con la ropa que llevaban encima. Todos sus ajuares fueron totalmente quemados.

Las llamas atravesaron la enorme pared lateral que separa una hilera de casas de la estación  de GLP y se introdujeron en las habitaciones, hasta destruir todos los ajuares como camas, televisores, ventanas y  utensilios básicos indispensables del hogar.

De acuerdo con algunos  vecinos, esa misma estación de servicios ya se había incendiado hace unos años,  y hubo  una víctima.

El jefe los Bomberos del Distrito Nacional, general Oscar Guillermo García, declaró que  por suerte el tanquero no explotó, porque las consecuencias hubiesen sido impredecibles.

Atribuyó la explosión del camión  a que la línea que hacia el vaciado se despegó lo que aparentemente inició las chispas que produjo el hecho.

Las claves

1. Antes de la explosión

El general Oscar Guillermo García expresó que  en el lugar había un escape de gas en el momento en que se estaba trasegando el combustible, lo que no fue previsto por quienes realizaban la operación.

2. Los bomberos

El jefe de los bomberos lamenta que todavía existan estaciones de expendio de combustibles en el centro de la ciudad donde hay centros comerciales y  viviendas, violando todas las normas establecidas.

3. El caso San Isidro

En junio de este año se produjo una explosión en la estación de GLP León, en la carretera de San Isidro, en Santo Domingo Este, donde decenas de viviendas resultaron afectadas. A partir de ese momento las autoridades se comprometieron a tomar medidas, pero nada se ha hecho.