Silvio Rodríguez: “con dolor digo que Cuba puede seguir sin Fidel”

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/8B0F7FEF-86C0-4D7D-BCE0-F2C0781C8438.jpeg

MEXICO (AP) _ Cuba está preparada para continuar sin Fidel Castro, pero en la misma dirección, afirmó el viernes el cantautor Silvio Rodríguez.

Con dolor, por el afecto que le tiene el presidente cubano, Rodríguez dijo reconocer que los cubanos pueden seguir perfeccionando el socialismo, sin la figura del comandante, quien el año pasado cedió el poder por primera vez a su hermano Raúl Castro debido a su estado de salud.

“Eso que me preguntas me da dolor… pero yo creo que sí”, dijo en una rueda de prensa previa a sus presentaciones en este país con motivo de los 40 años de su carrera.

“Hay muchos jóvenes en Cuba capaces, que vienen gobernando desde hace muchos años”, aunque bajo la supervisión de Castro y son ellos los que desde ya tienen la tarea de continuar el gobierno en la misma dirección, manifestó.

Rodríguez, quien insistió en la importancia de la tolerancia en el mundo, dijo que el tiempo de que se acepten movimientos de oposición en su país “va a llegar en su momento”.

“No sé si en forma de partido (político)… tal vez no sea inmediatamente, pero va a suceder”, indicó.

Sobre el estado de salud del presidente cubano aseguró que sabe “exactamente lo mismo” que se publica en los medios de comunicación y confió en que son ciertos los informes que apuntan a que se está recuperando satisfactoriamente.

“Qué te hace pensar que yo hablo con él por teléfono?”, le respondió a una periodista que preguntó si había hablado recientemente con Castro.

Justificó el hermetismo alrededor de la enfermedad del presidente diciendo que era muy probable que de ser negativos los informes “se hubiera prestado para (que) los enemigos de Cuba… siguieran creando un clima apropiado para cualquier agresión; no tendría que ser militar (porque), las agresiones en el mundo de la propaganda son bastante más duras que las militares y hacen más daño a veces”.

 Señaló que la vida continúa normal contrario a lo que se pretendió mostrar en algunos medios de comunicación. Dijo que el pueblo entiende que es natural que una persona de 80 años que ha trabajado de forma tan intensa, sin descanso, como el comandante “la vida le está pasando la factura”.

 A mediano plazo le gustaría vivir en un país con un socialismo mejor desarrollado.

 Mientras, se mostró feliz de que la música en Cuba siga recibiendo influencias de otras culturas, como sucedió hace algunos años con el hip-hop, el rap y el reggae, porque al final acaban convirtiéndose en un material muy único.

 “Cuba fue un país acostumbrado a ser influido, a procesar esas influencias y a transformarlas en una expresión nacional” y mencionó como ejemplo la época de las bandas de jazz nacidas en Estados Unidos y como de ahí se derivó en el nacimiento del mambo.

 A su juicio, es lo que sigue sucediendo y su esperanza es que la poesía no se quede fuera de esos movimientos.

 Para Rodríguez después de que la poesía esté bien hecha no importa con qué influencia musical se difunda. “Yo no frunzo la cara ni hago muecas cuando me dicen del reaggetón. Hay unas expresiones del reaggetón mejores que otras, como en toda música. No toda la trova es buena tampoco. Hay trova muy mala también y supongo que con el reaggetón pasa lo mismo”..

 El autor e intérprete de “Ojalᔠ anunció que además de sus presentaciones el lunes y el martes en el Auditorio Nacional de la capital mexicana y el jueves en Guadalajara ofrecerá el 22 de abril un concierto gratuito en la plaza del Zócalo en el centro histórico de la ciudad.

 Prometió recitales “para complacer todas las peticiones”.

 Entre sus proyectos paralelos trabaja en las canciones y la banda sonora de una película animada titulada “Meñique”, basada en una adaptación de José Martí de los cuentos del francés Eduardo de Laboulaye.

 Sobre el pleito judicial en Chile donde canceló un concierto ante las críticas por el alto costo de los boletos, dijo que iba a ser “disciplinado” para seguir el consejo de su abogado y no hacer comentarios.