Sin compensación no aprobarán TLC

POR PEDRO GERMOSEN
El senador José Hazim Frappier advirtió ayer si no hay compensación para el sector productivo el Tratado de Libre Comercio (TLC) no será aprobado aquí, aunque el Congreso de los Estados Unidos lo sancione favorablemente.

El representante de San Pedro de Macorís afirmó que el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) “está comprometido en esa defensa, que es le misma que hacen los Estados Unidos y los países europeos con sus productores.”

Sostuvo que ninguna nación  puede subsistir sin producir una parte importante de los alimentos que consume.

Se quejó de que el presidente Leonel Fernández no ha cumplido la promesa de someter al Congreso una ley de compensación al sector productivo antes de que las cámaras legislativas conozcan el TLC.

“Hay que proteger a los productores, no sólo de caña de azúcar, sino de arroz, pollo, cerdo y otros rubros importantes, aunque ahora sólo representen el 3% del producto interno bruto y no el 12% como era hace 15 ó 20 años”, dijo el legislador.

Señaló que la principal riqueza del país era el Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y criticó que los últimos gobiernos hayan permitido que los ingenios azucareros estatales se destruyeran y que sus tierras de gran potencial agrícola estén abandonadas.

DIÁFANO

En otro orden, Hazim Frappier dijo que la convención del PRSC fue absolutamente diáfana, contrario a lo ocurrido en los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y de la Liberación Dominicana (PLD).

El congresista agradeció a la militancia reformista por haberle dado apoyo con aproximadamente el 60% de los votos de los participantes en la convención.

Expresó que trabaja para ser el candidato presidencial reformista en las elecciones del 2008.

Dijo que el PRSC no tiene las puertas cerradas para nadie, por lo que quienes se marcharon para apoyar a un candidato presidencial de otro partido, por lo cual fueron expulsados, pueden retornar.

Advirtió que para aspirar a un cargo hay que estar dentro del partido, por lo que el retorno tiene que hacerse como simples militantes, aunque la comisión ejecutiva pueda designarlos, después de su reingreso, en algún cargo.