Sin maestros preparados está lejos la excelencia educativa

Sin maestros preparados está lejos la excelencia educativa

Para que la República Dominicana pueda salir de la lista de países con peor desempeño en la educación preuniversitaria, hay que fortalecer la formación de los docentes y no reducirla, como ocurriría con la modificación de la normativa 0915, que fue diseñada para elevar el nivel de los aspirantes a maestros que se inscriben en las universidades.

El planteamiento es de la exministra de Educación, Ligia Amada Melo, quien advierte que bajar los requisitos establecidos en esa normativa, cuya elaboración dirigió, solo beneficia a las universidades que quieren más estudiantes, más no al sistema educativo dominicano.

Según sus explicaciones, las universidades presionaron para que las pruebas de ingreso a la carrera de Educación sean menos complejas, porque la mayoría de los aspirantes no las pasan, debido a las debilidades propias de la educación preuniversitaria.

“La consecuencia fue que bajó la matrícula en las universidades, los rectorespresionaron al Mescyt para que les autorizara a enseñar sin necesidad de la normativa 0915, sino que pudieran aplicar otra, y eso lo aprobó Alejandrina Germán”, dijo la también exministra de Educación Superior.

A seguidas, manifestó: “Cuando viene esta gestión, peor todavía, porque los rectores lo que quieren es tener muchos estudiantes, no importa cómo salgan”.

Puede leer: Minerd reconoce trayectoria y aportes de Huchi Lora

“Yo soy partidaria de que se siga aplicando la normativa 0915, que se siga siendo riguroso con los que vayan a estudiar Educación, que se limite la cantidad de estudiantes de Educación en las universidades, porque no se requieren tantos, y que se oriente a los candidatos a las carreras para las que ellos sí tienen condiciones.

“Si tú modificas y haces más rigurosa la formación de profesores, es el sistema educativo preuniversitario el que se va a baneficiar, porque esos profesores van a dar clases en inicial, básica y secundaria, y en la medida que mejoren los profesores mejora el sistema”, refirió.

En ese contexto expresó que con los maestros que tiene el sistema actualmente, la situación no va a cambiar “aunque quiera quien quiera, hasta que no cambie la formación de profesores no lo vamos a mejorar”.

Normativa 0915

La educadora explicó que la referida normativa establece que para estudiar Educación, los aspirantes deben ser sometidos a dos pruebas, una de habilidades cognitivas, es decir, inteligencia, capacidad de comprensión, pensamiento crítico, pensamiento lógico, y otra de dominio de contenidos, que es una prueba internacional.

La normativa también exige que los profesores que enseñen en las universidades tengan maestrías, que las clases no se impartan un día a la semana, sino sistemáticamente, y que la neurociencia sea materia obligatoria para que los aspirantes a maestros sepan cómo se produce el aprendizaje.

Además, que tengan dominio de las tecnologías digitales, del inglés, más prácticas pedagógicas, y que las universidades tengan áreas adecuadas para desarrollar esos planes.

Otras recomendaciones

Dar el salto hacia la excelencia educativa no depende solamente del trabajo de los docentes, por lo que Melo sugiere otras medidas como la reestructuración del currículo, para eliminar los contenidos no fundamentales, y utilizar la tecnología digital como apoyo a la educación presencial.

Pero el gran énfasis debería concentrarse, a su entender, en cambiar la administración académica, “que significa que los períodos de clases sean de 90 minutos y no de 45, porque el currículo dice que se desarrollen competencias, pero ningún profesor, por mejor formado que esté, puede desarrollar competencias en 45 minutos de clases”.

Lee también: Faride Raful busca reestructurar Escuela de Discapacidades Múltiples

Asimismo, propone la eliminación de la promoción automática de segundo a tercer grado de básica, porque aunque esa medida la dispuso ella cuando estuvo al frente del Ministerio de Educación en 1996, no se implementa con los rigores establecidos.

“Tú sabes qué está pasando ahora, que como los maestros no aplican nada, pasan a los niños de tercero a cuarto sin saber leer, y llegan a la universidad sin saber leer, porque lectura no es saber descifrar signos, significa comprender lo que se lee. Y el que no comprende lo que lee, no podrá aprender nada”.

Melo sugiere que los maestros estén más acompañados por los técnicos, para mejorar los métodos de enseñanza, “pero esos técnicos están en sus oficinas, no van a las escuelas”, refirió.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas