Sin miedo pero con mascarilla, China vuelve a viajar en masa

Sin miedo pero con mascarilla, China vuelve a viajar en masa

Pekín. Para la veinteañera Jiang, a punto de comenzar su semana de vacaciones, el único fastidio derivado de la pandemia de coronavirus es tener que usar mascarilla. Por lo demás cuenta sin despegar la vista del móvil- no tiene miedo alguno, ya que China encadena 46 días consecutivos sin registrar un solo contagio local.

Luego, mientras espera en la Estación Sur de Pekín a que parta su tren con destino a su Jinan natal (este), matiza- “Desde que empezó la pandemia, no he viajado.

Antes tenía miedo». Ahora, a juzgar por los 550 millones de desplazamientos internos que esperan las autoridades locales durante la próxima semana, el miedo se ha desprendido de sus ciudadanos cual hojas caducas en pleno otoño.

UNA SEMANA DE VACACIONES
De hecho es el festival del Medio Otoño el parcialmente responsable de este periodo vacacional, que se junta con el Día Nacional, hoy, 1 de octubre, para proporcionar a los chinos una de las dos vacaciones “largas” de que disfrutan cada año.

La anterior había sido en enero, durante los festejos del Año Nuevo lunar, y entonces el país se vio obligado a permanecer encerrado en sus casas puesto que coincidió con los primeros compases de la pandemia de coronavirus.

En vísperas de la pasada “nochevieja china”, el Gobierno puso la ciudad de Wuhan en cuarentena el 23 de enero y hasta se prolongaron las vacaciones en todo el país después, para evitar los desplazamientos masivos (y con ellos, una posible proliferación de contagios) que caracterizan esas fechas.

Sin embargo, las imágenes de ciudades vacías, casi fantasma, no se repetirán en estas vacaciones, con ofertas turísticas de toda índole, descuentos, hoteles llenos y billetes agotados.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas