¡Sin reglas para decorar! Llega el eclecticismo a la decoración

REGLAS

Hoy en día nadie habla de combinar, sino de complementar. A la hora de ambientar sus estancias quedó atrás el tener que decidirse por un solo estilo decorativo, la mezcla de colores, objetos clásicos y vanguardistas, vinilos, diferentes entradas de luz y el reciclaje, todo esto puede estar en su decoración sin necesidad de sobrecargarla.

Una de los estilos decorativos más moderno en estos tiempos es el toque ecléctico que logra un estilo personalizado, exclusivo, exótico, donde la imaginación y el jugar con las ideas se vuelva el concepto principal.

Romper las normas. Cuando se mezclan diferentes formas, texturas y colores para lograr el conjunto se habla de un estilo ecléctico; este se caracteriza por la ausencia total de normas en decoración.

Suele conseguir ambientes modernos y muy atractivos; la idea es probar con varios elementos que de una u otra forma se complementen hasta crear su propio estilo.

Para crear ambientes que lleven tu “ADN” puedes extraer ideas de los estilos rústico, clásico, tecnológico o postmoderno, para crear un conjunto personalizado, que responde a necesidades más concretas.

Características. Sus elementos básicos son: la nostalgia de un pasado indeterminado (diferentes épocas), un afán coleccionista, y buscar esos artículos que solo tu casa va a tener.

No existen normas, pero son importantes las líneas temáticas.

La inspiración puede surgir de una película, una exposición de obras de arte, un país exótico, incluso de este artículo… ¿Quién sabe?

Elementos a utilizar. No por ser antiguo un objeto va a ser necesariamente interesante o bonito; a la hora de seleccionarlos, hazlo con buen gusto y algo de audacia. Puede incorporar objetos exóticos, máquinas antiguas, colecciones diversas, como si se tratara de un “collage”.

Acabados falsos, que imitan otros materiales, como por ejemplo en uno de éstas imágenes el espaldar de la cana fue dibujado en la pared. En cuanto a cortinas: todo está permitido.

Mobiliario. Se pueden usar muebles convencionales transformados en forma rápida y económica mediante pinturas lisas o aplicadas con técnicas especiales. Una de las tendencias más punteras en pitar los muebles en colores alegres: verdes, amarillo, azul e incluso mezclarlos entre si.

Consideraciones. Es el estilo ideal para los inconformistas, los individualistas y quienes disfrutan de combinar y mezclar ideas personales.

Es un estilo abierto a los cambios en la decoración y, en especial, en los detalles. Y lo más importante por su naturaleza acepta ideas, originales, sin que su génesis se vea alterado.