Sin respuesta sobre escuela con 9 años en construcción

Sin respuesta sobre escuela con 9 años en construcción

Familias de nacionalidad haitiana que habitaban varias aulas en la escuela en construcción del sector Cancino Adentro, Santo Domingo Este, fueron sacadas por agentes de la Dirección General de Migración (DGM) durante el fin de semana, pero ayer la comunidad esperaba una respuesta del Gobierno sobre la terminación del plantel que lleva nueve años en construcción.

La Asociación de Juntas de Vecinos del lugar advierte que cientos de niños quedarán fuera de las aulas si la obra no es terminada, debido a que ya los centros que existen en el lugar están repletos, mientras no se sabe el rumbo de los migrantes haitianos que fueron sacados de las aulas, donde dormían en el suelo y cocinaban en fogones de piedra. Ayer la entrada del barrio amaneció ocupada por unidades de acción rápida de la Policía Nacional ante la amenaza de dirigentes comunitarios de protestar pacíficamente para que las autoridades terminen el plantel.

Caty Félix, presidenta de la Asociación de Juntas de Vecinos de Cancino Adentro, considera urgente la terminación del plantel, ubicado en la calle Antonio Guzmán, debido a que los estudiantes del lugar no tienen otras opciones que no sea salir a otros barrios para poder recibir el pan de la enseñanza. Estima positivo que el plantel en construcción fuera desocupado por parte de las autoridades, pero la acción no resuelve el problema si de inmediato las autoridades no retoman la construcción de la obra que se estima está en alrededor de un 90 por ciento.

Puede leer: Repatrian haitianos ocuparon escuela en Santo Domingo Este

Sostienen que una escuela básica y un liceo que existe en el sector se encuentran sobrepoblados, por lo que desde hace varios años muchos se trasladan a lugares como el Cachón de la Rubia, El Tamarindo y otros para poder estudiar.

Sin declarar

Revela que además del déficit de aulas, en Cancino Adentro existen cientos de niños y adolescentes sin declarar, por lo que no poseen actas de nacimiento, lo que agrava la situación de marginalidad en la zona.

Citó a una familia con seis hijos sin declarar, debido a que sus padres tampoco tienen documentos, situación que se repite en la barriada, ubicada entre Charles de Gaulle, el río Ozama y El Tamarindo, en Santo Domingo Este. Señala que muchos de esos niños y adolescentes sin declarar estudian hasta el nivel básico, pero luego que terminan confrontan graves problemas para continuar el bachillerato y luego seguir en la universidad.

Más leídas