Sindicato se desvincula  tráfico de haitianos

BARAHONA.  El Sindicato de Minibuses de Barahona (Sinchomiba) no se hace responsable de que algunos choferes y sus ayudantes se dediquen al tráfico de indocumentados haitianos desde la  frontera a Santo Domingo.

La aclaración fue hecha por el secretario general del gremio, Guillermo Encarnación, quien dijo que ellos no permiten esa acción, “pero en la carretera uno  no sabe qué hacen los choferes y sus ayudantes”.

Dijo que los miembros de esa entidad, que en días pasados fueron apresados en el cruce de Vicente Noble con 90 indocumentados haitianos, fueron drásticamente sancionados, por violar disposiciones disciplinarias del gremio.

Encarnación aclaró que si haitianos de esta zona llegan a Santo Domingo, “no es porque los choferes pasan desapercibidos, hay alguien en el camino que lo deja pasar en la ruta desde la frontera”.

 “En Sinchomiba no hay una sola guagua que monte un haitiano en nuestra terminal. Como uno no sabe que en el camino lo que puedan hacer los conductores y sus ayudantes”, precisó el dirigente choferil.

Dijo que las declaraciones ofrecidas en días pasados por el procurador de la Corte de Apelación, Esteban Sánchez Díaz, en el programa Acción de la Tarde de Palma FM, donde criticó al sindicato duramente, fueron injustas.