Singulares decorados en balcones citadinos

http://hoy.com.do/image/article/416/460x390/0/53BEF895-ADEE-4C92-99D8-DCE95BA40519.jpeg

Santo Domingo tiene edificaciones donde el arquitecto demuestra que también el arte se traza en grande cuando  diseña el frente con ornamentación  especialmente original.

Recorriendo la ciudad de Santo Domingo y llegando a la calle Ravelo número 126 encontramos una casa de tres niveles cuyo acceso al segundo nivel está, curiosamente, en la fachada exterior. Tiene una escalinata con balaústres que comienza a la izquierda y dobla en sentido contrario.

Sin embargo, un detalle que la distingue es que cada nivel tiene una galería con columnas redondas y un balcón cuyos balaústres son un cuerpo con gruesas molduras que tanto arriba como abajo forman huecos ovalados, divididos al centro por otras que parten de los  laterales unidas y se van abriendo con la misma cavidad,  terminando en punta. La entrada al primer nivel tiene otra escalinata, pero recta, con seis peldaños, separada de la otra por dos pequeñas barandas con balaústres  cuyo  cuerpo es parecido a un cisne, divididos al medio por otra columna redonda.

Igualmente, en la calle Teniente Amado García Guerrero número 75 se puede observar una casa de dos niveles y su fachada presenta un ornamento muy original.

El segundo nivel tiene una galería que a la izquierda presenta una puerta arqueada con un marco de piedra tallada y a la derecha, una doble ventana  con un marco de piedra formado por tres arcos unidos, pero su atractivo singular es que tiene un balcón corrido con balaústres normales y sobre el murito que forma el balcón, en cada esquina, tiene  un pequeño león.