Siquiatra ve violencia ligada a  falta de autoridad

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/A7E6E464-20D9-4886-A2A4-8BB4B75DEC61.jpeg

En el segundo días de festividades navideñas, las emergencias  de los hospitales estuvieron repletas de  personas heridas e  intoxicadas por alcohol y alimentos.

Esta situación de desenfreno con el alcohol es atribuida por el siquitara Héctor Guerrero Heredia a la falta de autoridad de una sociedad que ha perdido sus valores y la que es gobernada con irresponsabilidad.

El médico se preguntó cómo es posible que se haya liberalizado la venta de bebidas alcohólicas.

Cada uno de los  hospitales que reciben un alto volumen de pacientes en el Distrito Nacional y  la provincia Santo Domingo estuvo repleto de personas heridas, traumatizadas y accidentadas.

En todos el denominador común era el consumo excesivo de alcohol.

Los hospitales que tuvieron mayor registro de lesionados fueron el Darío Contreras,  Luis Eduardo Aybar y  Francisco Moscoso Puello.

Cada registro sobrepasa las 150 personas por día. La  mayoría procedía  de  los  empobrecidos sectores periféricos a la ciudad de Santo Domingo.

El siquiatra

Guerrero Heredia criticó  que la Secretaría de Interior y Policía liberalizara la venta de alcohol durante las festividades de Navidad y Año Nuevo.

“Esta es una sociedad con falta de autoridad y sin cánones morales, tenemos una juventud sin rumbo y gente que no tiene esperanza”, dijo.

A su juicio, Interior y Policía trabaja de espalda a lo que son las políticas de salud mental del país.

Indicó que la palabra clave es la tolerancia, y que si se rompen las reglas, la gente más joven “le da pa’ allᔠy nadie lo controla, expresó que “no se puede abrir las puertas de esa forma” al desenfreno.

Zoom

Darío Contreras

En este centro de salud los médicos se veían cansados, pues todas las emergencias estaban repletas de pacientes.

Mata a esposa

En el sector Los Alquelanos de Villa Mella, un hombre mató a su esposa. Braulia Nicasio Santos, de 38 años falleció en su residencia, luego de  que su esposo le diera una puñalada en la clavícula izquierda.

En el Luis Eduardo Aybar

La emergencia de pediatría de este centro estaba repleta de numerosos niños con asma,  y en la sala de clasificación  había numerosas personas con enfermedades respiratorias.