Sistema de pensiones deberá pagar
RD$8,433 millones a afiliados del IDSS

POR SOILA PANIAGUA
La deuda que tendrá que pagar el sistema de la seguridad social a los antiguos afiliados del Instituto de Seguros Sociales, asciende a RD$8,433 millones. El dato lo arrojó una auditoría practicada por varias firmas internacionales contratadas en marzo del este año y que presentaron sus informes en agosto pasado.

Un informe del Sistema de Pensiones (SIEN), indica que el Consejo Nacional de Seguridad Social contrató los servicios de las firmas Bustamante & Compañía y de Sanigest International, para que calcularan  el bono de reconocimiento correspondiente a los afiliados al IDSS con edad hasta los 45 años.

Esas empresas determinaron que el bono de reconocimiento ascendió a RD$8,433 millones, un 1.65 por ciento  del Producto Interno Bruto (PIB).

Tomaron en cuenta que los pagos anuales por concepto de bono de reconocimiento, se irán reduciendo en forma paulatina hasta el año 2043, cuando se realice la liquidación del último bono.

Los pagos se empezarán a efectuar por parte del Estado Dominicano a partir del 2016, cuando las personas que tenían 45 años de edad al momento de la reforma, se vayan a jubilarse por vejez al cumplir los 60 años de edad.

En las reformas previsionales realizadas en América Latina, incluyendo a República Dominicana, está establecido que el fisco asume la “deuda” con los afiliados al sistema antiguo, entregando a cada uno un título financiero, en forma física o electrónica, que reconoce la deuda del antiguo sistema con el afiliado.

En otro orden, al 30 de septiembre pasado los fondos de pensiones tenían acumulado un patrimonio total de RD$13,251 millones, recursos que son invertidos por las administradoras de fondos de pensiones para aumentar su rentabilidad de las cuentas individuales de los afiliados.

Según el informe del SIEN, entre los instrumentos en los que está autorizada esa entidad a invertir esos recursos, están las letras hipotecarias emitidas por instituciones bancarias.

También, en el Banco Nacional de la Vivienda, el INVI y por las asociaciones de ahorros y préstamos.