Situación actual es cuantitativamente peor a 1930

Madrid. El economista español Santiago Niño Becerra aseguró que  “al final hoy estamos donde estábamos” en 1930, si bien “cualitativamente mejor, cuantitativamente peor”.

En su opinión, la depresión se produjo “porque la demanda no pudo absorber el aumento salvaje que experimentó la productividad en los años veinte”. Y la actual crisis sistémica es “porque la demanda de todo no pudo seguir absorbiendo el exceso de capacidad productiva de todo”.

En otras palabras, hoy la demanda no tiene capacidad para endeudarse más, ” agotó su capacidad de pago, de obtener crédito”, de forma que es imposible que se absorba todo el exceso de capacidad productiva.  “Al final hoy estamos donde estábamos en 1930”. Eso sí, “entonces la manifestación del crash fue bursátil, hoy ha sido financiera”.

Tanto en una crisis como en otra, el papel de las entidades financieras ha sido similar. Hace 80 años “concedieron créditos a todo el mundo y contribuyeron al proceso especulador, es decir, posibilitaron el crecimiento económico”. En  años pasados,   dieron préstamos a todo el mundo, pero la diferencia es que lo han hecho a un volumen  superior.

Zoom

Estándar de vida

Niño entiende que el problema es que el “monstruoso” volumen de deuda pública de hoy  día nada tiene que ver con el de hace 80 años, y el ciudadano se ha acostumbrado a un estándar de vida medio que nada tiene que ver con el de entonces.