Sobre el exitoso rescate subterráneo de mineros bloqueados en Maimón

Sobre el exitoso rescate subterráneo de mineros bloqueados en Maimón

Carlos Yépez feliz después del rescate.

Por Osiris de León

Hacía poco rato que el reloj de la mina subterránea de Cormidom, ubicada en Maimón, provincia monseñor Nouel, República Dominicana, había marcado la 1:10 de la madrugada del domingo 31 de julio de 2022, cuando un fuerte sonido alertó a supervisores y trabajadores de que se había producido un derrumbe de rocas en el segmento de avance de la galería ubicada en el nivel -215m. Todos los trabajadores salieron inmediatamente de la galería, menos el colombiano Carlos Yépez y el dominicano Gregores Méndez, quienes operaban una perforadora jumbo que taladraba la roca metamórfica esquistosa para avanzar una galería de extracción de minerales de cobre y zinc, señal de que habían quedado bloqueados del otro lado del derrumbe de rocas foliadas y de mala calidad.

Así comenzó el histórico rescate de los 2 mineros de Maimón, donde, en nuestra condición de geólogo, fuimos notificados y convocados inmediatamente por la empresa minera Cormidom para que llegáramos hasta la mina, donde junto al director general de minería, Rolando Muñoz, y junto a expertos nacionales e internacionales que forman parte del equipo técnico de Cormidom, comenzamos, todos, a trabajar en la revisión de las características geotécnicas de las rocas metamórficas del segmento colapsado, y de los segmentos vecinos, así como en el diseño y en la ejecución de un plan que garantizara, primero, la supervivencia de los 2 mineros bloqueados, y, segundo, su rescate seguro.

Gregores Méndez, tras salir de la mina.

Puede leer: Consultorio de Nutrición: ¿Cómo se alimentaban los mineros atrapados?

De inmediato, el Ing. Rolando Muñoz y nosotros acudimos al departamento de geología para revisar los mapas geológicos detallados, las características litológicas de esos tramos, los planos de foliación, los planos de fracturas, y la longitud estimada del tramo colapsado, el cual resultó ser de 31 metros lineales, por lo que desde ese mismo momento fueron planteadas 3 estrategias de trabajo inmediato y en paralelo, y que fueron las siguientes:

1-Realizar una perforación inclinada -45 grados con respecto a la horizontal, de 64 milímetros de diámetro y 34 metros de longitud, para conectar la galería -185m con la galería -215m, y a través de ese hueco suministrar aire fresco y oxigenado (21 % oxígeno) porque el segmento de galería donde estaban bloqueados tiene 61 metros de longitud, 6 metros de ancho y 6 metros de altura, por lo que el oxígeno es limitado y se va contaminando mientras la respiración va cargando el ambiente con monóxido de carbono (CO); luego suministrar agua potable y fresca porque el ambiente cerrado, al ser caluroso (+31°C) y húmedo (+95% humedad), genera rápida deshidratación corporal que se debe compensar en lo inmediato con 2,200 a 2,500 mililitros cada 24 horas de líquidos, preferiblemente ricos en sodio y potasio; luego alimentación diseñada por el maestro de la nutrición clínica Dr. Jimmy Barranco, a los fines de garantizarles 2,000 y 2,200 calorías, respectivamente, cada 24 horas, pero con el menor volumen posible de alimentos, a los fines de que produjesen el menor volumen posible de desechos orgánicos, en interés de reducir los riesgos de contaminación bacterial por distribución de E. coli en el agua de la galería; luego suministrarles latas de espuma de poliuretano (en aerosol) para que pudiesen improvisar colchones de espumas para descansar y dormir, además de proveerles radios de comunicación, linternas y baterías, cámaras para monitorizar desde el centro de control, juegos de dominó y de cartas, y teléfonos celulares con películas y entretenimientos que hicieran su estadía menos difícil, así como asistencia psicológica permanente mediante un equipo de psicólogos liderados por la Dra. Vanessa Espaillat.

2-Limpiar la galería colapsada, a lo largo de los 31 metros lineales, con 6 metros de ancho y 6 metros de altura, pero conscientes de que, como la roca esquistosa había colapsado porque estaba milonitizada, ese sería un proceso muy lento y muy peligroso, que avanzaría quizás un metro por día, porque implicaría remover material colapsado y de inmediato colocar perfiles de acero, de alto módulo de rigidez, y concreto lanzado (shotcrete) para evitar que nuevo volumen de roca degradada derrumbe y ocupe el área que ha sido limpiada, por lo que había que considerar otra ruta alternativa para un rescate más rápido y totalmente seguro.

3-La ruta alternativa sería abrir, usando explosivos controlados, una nueva galería, de 73 metros de longitud, 6 metros de ancho y 6 metros de altura, para acceder por el lateral izquierdo hasta la cámara donde se encontraban los 2 mineros, pero garantizando que la dirección de la nueva galería fuese totalmente perpendicular a la foliación de la roca esquistosa, a los fines de impedir que la roca esquistosa, cortada en la nueva galería, derrumbase a lo largo de los planos de foliación, porque cualquier nuevo derrumbe implicaría un retraso de varios días en el trabajo de rescate. Esta galería avanzaba, en promedio, unos 8 metros por día, en función de la calidad de la roca esquistosa (rápido en roca buena y lento en roca mala), por lo que diariamente el Ing. Rolando Muñoz y nosotros entrábamos hasta el frente de esa nueva galería de rescate para inspeccionar la calidad de la roca y la dirección de la foliación de la roca, y así ayudar a tomar decisiones sobre el avance restante, lo que contribuyó a que en cada voladura el avance fuese, casi siempre, superior a 3 metros lineales, llegando a alcanzar hasta 11 metros en un día.

La estrategia número uno funcionó a la perfección, pues en las primeras 24 horas se concluyó la perforación de 34 metros de longitud que garantizaba el aire, el agua y la alimentación para el soporte vital de los 2 mineros, garantizaba nuestras comunicaciones permanentes con ellos y la de ellos con sus familiares, y permitió que el presidente de la República, Luis Abinader, se comunicara con ellos para animarlos y garantizarles que serían rescatados en breve plazo.

La estrategia 2, de limpieza de la galería colapsada, se quedó rezagada desde el principio, tal y como se había estimado, por la lentitud operativa derivada de la mala calidad de la roca derrumbada, por lo que, y como en toda emergencia las horas y los minutos cuentan, se decidió que los trabajos de rescate se focalizaran en la nueva galería de la estrategia 3, la que avanzaba rápidamente, y gracias a esa alternativa los rescatistas pudieron llegar hasta los 2 mineros a las 10:53 am del martes 9 de agosto de 2022, para sacarlos 23 minutos después de entrar a la galería bloqueada (11:16 am) y 226 horas después de iniciado el enclaustramiento involuntario, y al salir los esperaba el presidente de la República Dominicana para darles la más cordial bienvenida, conversar ampliamente con ellos, hacer una oración a Dios por el exitoso rescate, agradecer al equipo de rescate, a la prensa, al Gobierno de Canadá que prestó un avión militar de carga para traer una perforadora de gran diámetro, y agradecer la solidaridad de todo el pueblo dominicano, para de inmediato despachar ambos mineros, vía helicóptero, hasta el hospital militar Ramón de Lara, donde luego de 24 horas de estudios médicos fueron despachados hacia sus hogares por encontrarse en perfecto estado de salud física y mental, lo que fue celebrado por todo el pueblo dominicano, pero muy especialmente por la comunidad de Maimón, comunidad que organizó una gran fiesta con el popular merenguero, y senador por la provincia de monseñor Nouel, Héctor Acosta, quien días antes había visitado la mina para comunicarse con los mineros y animarlos.

Le puede interesar: Mineros están en buen estado tras 10 días atrapados

Este histórico rescate ha marcado un hito para la República Dominicana y para la minería subterránea regional, ha marcado un hito en la correcta aplicación de las geociencias para coordinar un efectivo y exitoso rescate minero en roca metamórfica de mala calidad, ha marcado un hito para los rescatistas dominicanos que por primera vez se han visto enfrentados a tan difícil operación subterránea, y ha marcado un hito para nosotros, a nivel personal, pues nos ha permitido vivir y narrar, desde la primera fila de un dramático escenario minero real, todo lo más relevante de lo ocurrido a lo largo de casi 10 días que para Yepes y Gregores parecían días interminables, pues para ellos, por la oscuridad del interior de la galería, la noche se confundía con el día, al igual que le ocurría al comité de crisis integrado por Paul Marinko, presidente y vocero de Cormidom, por Elizabeth Mena, vicepresidente de Cormidom, por Rolando Múñoz, director general de minería, por Edwin Olivares, subdirector del Centro de Operaciones de Emergencias, por el coronel Pablo Lugo, de la Unidad Humanitaria de Rescate del ministerio de Defensa, y por nosotros, en nuestra condición de geólogo consultor que de manera complementaria tenía la tarea de ayudar a la prensa y a la sociedad a comprender los detalles técnicos de lo ocurrido, las causas de lo ocurrido, y las estrategias y metodologías utilizadas para salvaguardar las vidas de los 2 mineros hasta rescatarlos, sanos y sin ningún rasguño, y hasta devolverlos al seno de una sociedad que, en sus 4 puntos cardinales, y más allá de los mares territoriales que forman parte de la dominicanidad, estuvo siempre muy pendiente a cada detalle de todo lo ocurrido durante 10 largos días donde el Sol nunca alumbró para los 2 mineros, aunque en esos 10 días siempre brilló e iluminó la esperanza y el optimismo de que ellos serían rescatados por compañeros de trabajo que se habían convertido en una gran familia dispuesta a arriesgar su integridad para demostrar total solidaridad hasta sacarlos de allí y devolverlos sanos a sus familias y a la sociedad.

Gracias inmensas a todos los buenos dominicanos que siempre confiaron en todos nosotros y en el éxito de este histórico rescate minero subterráneo. Que Dios les bendiga a todos, hoy, mañana y siempre.