Sobre la estabilidad

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/CE466C69-9642-4DB8-93A5-4979D1C2DDEA.jpeg

Hay economistas que en sus opiniones sobre la economía dominicana utilizan el término estabilidad como si fuera una especie de vaca sagrada, como algo que no se puede tocar por temor a despertar la ira de Dios. Voy a atreverme a tratar el tema “irreverentemente”, sin tabúes, y con un alto grado de generalidad.

En un sistema económico hay dos tipos de variables: las variables flujo y los stocks. Las primeras, son las que se miden en periodos de tiempo (mes, año), por ejemplo, el ingreso; y las segundas, las que se miden en un punto en el tiempo, ejemplo, la deuda.

Un estado estable del sistema resulta cuando sus variables claves se mantienen en una relación constante entre ellas. Cuando, además, el nivel de las variables flujo y de las stock es constante; el estado estable es estacionario. Éste debe incluir ambas variables, flujos y stocks, no sólo flujos. Pero, en general, el estado estable será el de una economía en crecimiento, y en ese caso, los cocientes entre las variables permanecen constantes.

En un estado estable estacionario, para que los stocks se mantengan constantes, el nivel de las variables flujo debe ser constante en sus valores apropiados.

El gasto del gobierno tiene que ser igual a sus ingresos tributarios, el ingreso disponible del sector hogares debe ser igual a su gasto de consumo y las exportaciones tienen que ser iguales a las importaciones.

De esa forma los stocks deuda pública, riqueza privada y deuda externa serán constantes a través del tiempo. Éste es un estado estable estacionario de largo plazo.

Cuando sólo el nivel de las variables flujo es constante, el estado estable estacionario es temporal (corto plazo). Por ejemplo, digamos que constantemente las importaciones están a un nivel de 500 y las exportaciones de 200.

Habrá un déficit externo de 300 en cada periodo, el cual se suma acumulativamente a la deuda externa. Por tanto, la deuda externa (stock) en relación a las exportaciones (flujo) crece indefinidamente. Obviamente, esa situación es insostenible y no corresponde a un estado estable de largo plazo.

Si consideramos un estado estable de equilibrio con crecimiento a largo plazo, entonces las tasas de crecimiento de las variables son constantes, y aunque pueden crecer a tasas diferentes, los cocientes entre variables (flujo y stock), tienen que ser constantes. Volviendo al ejemplo, si a partir del déficit anterior ahora las exportaciones crecen a una tasa constante de 3%, mientras que las importaciones crecen 8%, entonces el stock de la deuda crece a una tasa acumulativa de 5%. Esto implica un crecimiento explosivo del cociente deuda externa a exportaciones.

Dependiendo de cómo “cerremos” el modelo (cuáles supuestos introduzcamos acerca del comportamiento de los agentes privados y cuáles sean las políticas económicas), la economía puede converger hacia un nuevo estado estable o puede seguir una senda alejándose del mismo. Esta última situación puede ser estable temporalmente, pero es la de una economía inestable en el largo plazo.