Sociedad de Sismología advierte sobre ciclo de ocurrencia de los terremotos

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/5C0B8A6A-08D8-46C6-9A96-5532529B14FD.jpeg

La isla Hispaniola tiene una  historia sísmica que  registra seis devastadores terremotos ocurridos en los años 1562, 1701, 1760, 1770, 1842, 1860, 1904 y 1946, lo que a juicio  de técnicos de la Sociedad Dominicana de Sismología e Ingeniería Sísmica (Sodosísmica),  evidencia  que estos movimientos ocurren  de manera cíclica.

La entidad fue la invitada al Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, al cual asistieron su presidente Leonardo Reyes Madera y los miembros Rafael Corominas Pepín, Juan Alberto Chalas, Romero Llinás y Héctor O’Reilly. Todos con basta experiencia en geología y/o construcción antisísmica.

Según explicaron la isla Hispaniola está cortada del Noroeste al Sureste por ocho grandes fallas regionales que la dividen  en cuatro importantes fragmentos de placas, de los cuales en el bloque septentrional integrado por el valle del Cibao, la bahía de Samaná, la Cordillera Septentrional y  la costa Norte, es  el  que registra la mayor actividad sísmica de toda la isla y donde se han producido los sismos  más dañinos.

Chalas advirtió que las ciudades de Moca, San Francisco, Salcedo, Tenares, Santiago, La Vega y  Montecristi están a cinco y diez kilómetros de la falla, algunas de han sido destruidas por sismos.

Apuntó que por eso  se ha  recomendado que Santiago no siga creciendo hacia al norte para reducir la vulnerabilidad a sismos.

 Con relación a la periodicidad de los terremotos, los técnicos relacionaron que  los producidos en el siglo 1,700 fueron  sucesivos con escalas entre 10 y 50 años, al vaticinar una posible repetición.

“Se puede pensar que este terremoto que tuvimos en el 2010 (enero 12 en Haití)  pueda comenzar a desatar ese ciclo que se produjo en aquella época”, expresó Chalas.

Placa del Caribe

Llinás  explicó que la placa del Caribe  tiene en sus bordes las fallas de  Trinchea de Acapulco y  Caimán que pasan al sur de Cuba y al norte de la Hispaniola, donde está la falla septentrional. Apuntó que en los  linderos  de ésta última existen movimientos técnicos importantes que se  han  desplazado en dirección este-noroeste y que conforman la zona donde se ubican los más importantes eventos sísmicos. Detalló que en el borde sur de la placa del Caribe está  una falla que se inicia en Haití y llega hasta  Baoruco  al suroeste del país. La placa del Caribe está debajo de la de Norteamérica, por lo que  la isla está sometida  a importantes eventos sísmicos como el que devastó a Haití, dejando miles de muertos.