Solicitan de nuevo meter a prisión a Maconi Guevara

POR TANIA HIDALGO
La Fiscalía del Distrito Nacional solicitó nuevamente medidas de coerción contra Ernesto Bienvenido Guevara Díaz (Maconi), tras ser puesto en libertad la semana pasada, por disposición de la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que revocó una orden de prisión preventiva emitida por otro tribunal.

El tribunal de segunda instancia, integrado por los jueces Miriam Germán Brito, Manuel Hernández y Wendy Martínez Mejía, consideró que la jueza del Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Natividad Ramona de los Santos, es la única competente para conocer de esta petición.

El Ministerio Público alega que contra Guevara Díaz existe el peligro de fuga, ya que había sido requerido durante más de un año y nunca compareció ante las autoridades.

Guevara Díaz fue apresado el viernes 14 de julio, cuando salía del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, tras acudir al juicio preliminar seguido en su contra en el Quinto Juzgado, el cual fue aplazado para el próximo martes 1 de agosto.

En la penúltima audiencia y ante los rumores de que Guevara Díaz sería apresado, la magistrada De los Santos advirtió que el imputado no podía ser arrestado, ya que era la jueza “natural” del caso y no había emitido orden de arresto en su contra.

Sin embargo, para mantenerlo en prisión más allá del plazo de las 48 horas, el Ministerio Público se valió de una resolución emitida por la juez interina de la Jurisdicción Permanente del Distrito Nacional, Keila Pérez Santana, quien a solicitud de la Fiscalía, dictó medidas de coerción consistente en prisión preventiva durante tres meses en la cárcel de La Victoria.

De acuerdo con la  acusación presentada por el Ministerio Público, Guevara Díaz, además de haber sido identificado en otros cargamentos, fue el responsable de embalar los 1,200 paquetes de cocaína con un peso de 1,387 kilos decomisados por las autoridades el 18 de diciembre de 2004 cuando eran transportados en un camión Daihatsu conducido por Tirso Cuevas Nin, en compañía del teniente coronel Lidio Arturo Cuevas Nin, ambos extraditados a Estados Unidos, donde se les sigue un proceso por narcotráfico internacional.

Guevara Díaz también se encargó de supervisar el traslado de la droga a la zona del Cibao, de acuerdo al expediente.

Según la pieza acusatoria, Guevara Díaz era el hombre de confianza de Quirino Ernesto Paulino Castillo, ya que se encargaba de “mover drogas y hacer todos los trabajos de entrega y recibo de la mercancía, así como del dinero”.