Soluciones para renovar la sala

http://hoy.com.do/image/article/54/460x390/0/81D10849-8E74-4F3F-B394-36ED4628469F.jpeg

Enmarcar una zona de la pared es una solución muy sencilla con la que se obtienen resultados espectaculares. Se trata de pintar una sola zona de la pared rematando este fondo de pintura con un pequeño filo en un color fuerte y una discreta greca que recorra todo el perímetro.

Aproveche para colocar, por ejemplo, una repisa con accesorios, de tal modo que se integre con la renovada decoración y el conjunto cobre protagonismo.

Un zócalo en tonos combinados. El salón cambiará de imagen por completo si pinta las paredes en dos tonos separados por un zócalo que se realiza de forma fácil y rápida con una plantilla. Opte por colores alegres que combinen entre sí, como lavanda y amarillo, o verde y rosa.

CAMBIAR LA TELA DEL ASIENTO

Para cambiar de aspecto una butaca basta con tapizar el asiento con una tela diferente. Puedes optar por un color que contraste con la tapicería o bien por un estampado de rayas que armonice con ella. Si lo prefieres, en vez de tapizar el asiento de manera definitiva, fórrelo con una funda que pueda poner y quitar cuando lo desee.

Cojines frescos

Deje que los tejidos livianos y veraniegos se adueñen del sofá. Guarde sus cojines de chenilla y pana y sustitúyalos por otros más frescos de raso, hilo, seda, algodón o lino. En cuanto a los colores, combine tonos intensos, como los índigos, fucsias y naranjas, con otros más suaves de la gama de los pasteles: rosas, lilas, verdes…

PONER UNA FUNDA

Una pequeña mesita auxiliar parecerá otra colocándole una graciosa tela. Puede ponerle un sencillo pañuelo que cuelgue por los lados, pero si quiere ser creativa y personalizarla aún más, cosa una funda a medida y sujete los faldones con unas trabillas abotonadas.