Son curiosos, algunos de nuestros chats

Son curiosos, algunos de nuestros chats

La lectura de la prensa de documentos sobre la vida cotidiana, expresadas actas notariales de contrato de compra y venta, de carteles, cartas postales, manifiestos, edictos, panfletos, propaganda murales o impresas e incluso las antiguas guías telefónicas, son fuentes de inestimable valor de la investigación para contextualizar momentos o períodos de una determinada sociedad. Hoy, las redes sociales son también medios para conocer no solo de singulares sociedades, sino del mundo. Leer algunos chats de tendencias políticas o de profesionales de nuestro país podría ayudar al mejor conocimiento sobre las actitudes y comportamiento de algunos de esos grupos y del nivel de sus debates. Sin ser exhaustivo, me limitaré a comentar algunos que me resultan curiosos.

Pienso que es sana la diversidad, pero llama la atención la insólita cohabitación de personas o grupos de posiciones políticas e ideológicas decididamente amantes de la libertad y respetuosa del derecho a la diversidad, con gente de inveterada tendencia hacia la intolerancia y que del adversario hace un enemigo. Me parece insólito que en chats de profesores universitarios sea tan notorio el activismo de algunos que son abiertamente defensores de las posiciones de esperpentos como Trump y de otros personajes que forman parte de la internacional del populismo ultranacionalista y xenófobo y que, en algunos casos, financian Gobiernos de impronta totalitaria.

Puede leer: Violencia y criminalidad, un problema

Podría aceptarse que en un determinado chat de profesores universitarios se expresen este tipo de individuos y grupos, pero que eso pase sin que se levanten voces y le planten cara me resulta inaceptable. Es lo que sucede en algunos creados para debatir y difundir posiciones de izquierda participen sin más, grupos y/o personajes cuyos discursos ultranacionalistas coincide con la corriente del conservadurismo xenófobo que amenaza los pilares básicos de la democracia a nivel mundial. Pero ese tipo de chats me parecen contra natura.

Hay varios chats de profesionales de una determinada ciencia o de ciencias afines, así como otros temáticos, cuyos resultados son valiosos. Logran mantener buen nivel en las discusiones, con argumentaciones y propuestas que pueden ser importantes filones de investigación, otros de activistas sociopolíticos tienen pobres resultados por falta de sistematicidad y disciplina de sus miembros. Pienso que habrá muchos de carácter político, gremial, profesional, además de otros tantos simplemente de amigos que son importantes. Sería bueno que se hiciese un examen suficientemente extenso de estos medios para tener conocimiento el estado de situación de algunas redes y su eventual impacto en nuestra sociedad.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas