Sorpresas y decepciones en abril

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/9D681E7E-F94A-408C-9B0E-0A141118285D.jpeg

DIONISIO SOLDEVILA
d.soldevila@hoy.com.do
La temporada del béisbol de las Grandes Ligas todavía no cumple un mes completo, pero desde ya en esta joven campaña  ha habido de todo un poco, para disfrutar y para llorar. Actuaciones brillantes que generaron todo tipo de comentarios y elogios, pero también otras que dejaron mucho que desear y sorprendieron pero en el plano negativo.

Uno de los puntos más brillantes fue el cuerpo de lanzadores jóvenes quisqueyanos, quienes dieron la cara para lucir como grandes caballos de batalla.

 El caso más digno de resaltar es el de Edison Vólquez, con los Rojos de Cincinnati.

Vólquez llegó a los entrenamientos de primavera sin saber si iba a ganar un puesto en el club.

Sin embargo, después de un inicio de 4-0 y 1.23 de efectividad, no se puede decir otra cosa que “qué grata sorpresa”.

Junto a Vólquez y en los mismos Rojos de Cincinnati, se encuentra el joven sensación Johnny Cueto.

Aunque ha sido castigado en sus últimas dos salidas, las primeras tres que tuvo fueron verdaderamente impresionantes. Su marca general del año es de apenas 1-2, con 4.05 de efectividad, pero Cueto está entre los primeros en ponches, y también ha sabido controlar sus transferencias.

 No se puede dejar de mencionar lo que ha hecho el joven Ervin Santana.

Y se puede decir porque Santana tuvo serios problemas durante la temporada del 2007, en la que tuvo foja de 1-10 en la ruta y fue enviado en más de una ocasión a las menores por su falta de efectividad.

Sin embargo, Santana es otro hombre hoy, con un récord de 4-0 y 2.97 de efectividad este año.

Lo más importante es que tres de esos cuatro triunfos han sido en la ruta y los Angelinos disfrutan de un Santana como el que lanzó en el invierno con los Tigres del Licey cuando hasta fue parte de un no-hitter combinado.

Lo negativo. Todo, lamentablemente, no ha sido positivo en las mayores.

 Se ve en el promedio de David Ortiz, de .177, aunque ha comenzado a mejorar últimamente.

También se ve en los .175 que batea Alfonso Soriano, con los Cachorros de Chicago este año.

Otro sitio donde ha aparecido oscuridad es  en Washington, donde la baja producción de Ronnie Belliard lo llevó a perder su puesto de titular.

Las claves

1. Buen pitcheo

Los lanzadores fueron los dominicanos más destacados en el primer mes de la temporada, encabezados por Ervin Santana y Edison Vólquez, quienes dominaron a su antojo en la Liga Americana y Nacional, respectivamente.

2. Problemas de salud

 En el plano ofensivo, muchos de los jugadores que arrancaron lento presentaron señales de molestias físicas. El caso de David Ortiz es uno de ellos, quien recientemente se vio aquejado de dolor en una de sus rodillas. Lo mismo se puede decir de Soriano.

3. Buenas perspectivas

 Aunque algunos comenzaron muy lentos, en los últimos días se han visto mejor en el plato por lo que deben comenzar a producir con mayor consistencia.