Sosa descubre las fallas en mecánica de bateo

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/3E8A2C60-1538-42DD-894E-122E9F163BD5.jpeg

POR DAVID GINSBURG
BALTIMORE (AP).–
Cuando la temporada del 2005 se termine, Sammy Sosa podría encontrar un lugar adecuado para colocar la pelota del jonrón que lo empató con Frank Robinson en el quinto lugar de la lista de todos los tiempos.

Hasta entonces, la bola probablemente se quede en su casillero del clubhouse de los Orioles de Baltimore.

Sosa disparó su jonrón 586 de por vida el martes en la noche, un palo de dos carreras que ayudó a los Orioles a romper una racha de seis derrotas. Después del juego le entregaron la bola, y sin hablar mucho la colocó en su cubículo.

“Ahora mismo no es momento de celebrar. Es bueno empatar con Frank Robinson, pero todavía queda mucho béisbol por jugar”, dijo Sosa.

Suficiente para permitirle a Sosa salvar una temporada que hasta el momento ha traído más decepciones que logros.

El toletero de 36 años está bateando .234 y solo ha pegado 12 jonrones – tres desde el 18 de junio. Pero ha sacado la bola del parque dos veces en sus últimos tres juegos y espera conectar con más frecuencia gracias a una alteración en su moción de bateo que ha cerrado más su swing.

“Cuando uno es un buen bateador, siempre encuentra la forma de hacer las cosas”, dijo. “En la primera mitad no me estaba dando cuenta de lo que hacía. Luego hice un cambio en los pies y encontré algo nuevo. Así que creo que en la segunda mitad verán una diferencia”.

Las mejores condiciones climáticas de julio y agosto también podrían ayudar.

“No soy un hombre del frío. Me gusta el clima cálido”, dijo.

Sosa fue cambiado a los Orioles en febrero luego de 14 años con los Cachorros de Chicago, que virtualmente lo desahuciaron. Aunque ha tenido baja ofensiva en su nuevo hogar, todavía tiene tiempo para contribuir en la lucha de Baltimore por llegar a la postemporada por primera vez desde 1997.

“Sammy está comenzando a hacer buenos swings”, dijo el dirigente de los Orioles Lee Mazzilli. “Ha cerrado más su cuadre. Ya no lo engañan tanto con algunas bolas”.

Contra los Vigilantes, Sosa le dio a Baltimore una ventaja 4-1 en el sexto con un batazo al central. Dio su salto usual en la caja de bateo, pero esperó cerca de primera base para asegurarse que la bola había cruzado la verja.

Sosa podría no batear con la misma frecuencia que en 1998, cuando disparó 66 cuadrangulares, pero todavía tiene fuerza en su bate.

“Tuve una mala primera mitad, no hay duda”, dijo. “Pero lo que me gusta de este equipo es que nadie se rinde. Estamos jugando buen béisbol y todo el mundo es fabuloso”.

Con un jonrón más, Sosa se quedará solo en el quinto puesto de todos los tiempos, detrás de Willie Mays y sus 660.

VERSIÓN DIONISIO SOLDEVILA BREA